A 2 de Febrero, las protestas en Kiev continuan, un pueblo enfadado con sus dirigentes políticos que ha optado por comenzar una revolución. Las cosas están cambiando, las protestas se están radicalizando, los convocantes no controlan a los manifestantes. Por aquí cruzamos los dedos para que esto no acabe en una desgracia.

Publicado en Miscelánea

Si te gustó compártelo: