No hay nadie como una madre y sólo a ellas se les ocurren cosas tan estupendas como la historia que contamos a continuación. Cuando esta madre se enteró de que a su hija le faltaba un brazo empezó a imaginar que el mundo sería más difícil para ella, por lo que se puso a pensar de qué manera podría romper esa barrera para su hija, o al menos, hacerla más llevadera. La idea que tuvo fue estupenda, buscar por internet a una madre embarazada en la misma situación, para que así, su hija tuviera un apoyo a lo largo de toda su vida, y así fue…

Publicado en Miscelánea