La neuróloga Suzanne O´Sullivan retrata en su libro a los pacientes que tienen símptomas de enfermedades fisicas que son provocadas por trastornos psicosomáticos.

La mayoría de nostros aceptamos sin problemas que el corazón nos palpita con fuerza cuando vemos a la persona de la que estamos enamorados o que nos tiemble la voz y las piernas al hablar en público.Estas emociones provocan simptomas fisicos reales y sin embargo cuesta aceptar que las mismas emociones pueden llegar a provocar dolencias tan graves como una ulcera ,una paralisis o un infarto.

Y sin embargo ,asi lo recoge Suzanne O´Sullivan en su libro
“todo esta en tu cabeza”(Ariel 2016) en el que lleva a cabo un repaso de los casos más graves de trastornos psicosomáticos con los que se ha visto enfrentada en su carrera.

Nos relata que una vez tuvo una paciente llamada Linda que se habia notado un pequeño bulto en el lado derecho de la cabeza ,una simple acumulación de grasa.Al poco de esto comenzo a  perder sensibilidad en el brazo y la pierna y comenzo a temer que el bulto habia llegado al cerebro.Cuando O´Sullivan la vío ,habia perdido toda sensibilidad en el brazo y la pierna derecha y estaba convencida de que el bulto le habia afectado la parte derecha del cerebro.

El hecho de que Linda no supiera que la parte derecha del cerebro controla la parte izquierda habia hecho a su mente que se equivocara al crear los síntomas.

Cuando Suzanne se especializó como neuróloga, le enseñaron a despachar a los pacientes  que tenían síntomas físicos causados por conflictos mentales .

Muchos de sus pacientes tenían convulsiones, pero en el 70% de los casos no tenían epilepsia.

La doctora sintió empatía por estos pacientes , que estaban sufriendo los síntomas fisicos de una enfermedad, aveces grave y además la incertidumbre de no saber de donde proviene, así que se sintió obligada a encontrar la manera de ayudarles.

Comenzo a explicar a los pacientes que tenían sintomas pero sin ninguna lesión neuorológica que el origen de sus males es un problema psicológico que no se está resolviendo de manera correcta.

La mayoría de los pacientes no suelen aceptar bien el diagnostico ,debido a la realidad asombrosa de sus síntomas.

“Tienen un gran estrés mental del que no son conscientes y alguien les esta obligando a enfrentarlo.Tu cuerpo te dice que algo no va bien dentro de ti,pero lo estas pasando por alto”

Nadie está a salvo de estas enfermedades y hay muchos factores que las originan ,pero todas tienen en común periodos de gran estrés,tensión acumulada o agobios pequeños que los pacientes no saben gestionar.

Según O´Sullivan, en los casos muy extremos ,como los ataques o las paralisis ,suelen originarse en los traumas psicológicos muy severos ,refulados en el subconsciente,un gran conflicto sin resolverse ,que aparece bajo el signo de la enfermedad.

“Depende de la atención que la persona presta a sus dolores.Mientras más grande es el miedo y la obsesión de buscar una explicación médica ,más rápido se desarrollará la enfermedad psicosomática y más persistentes serán los síntomas”explica O´Sullivan.

Para curarse la atención psicológica es imprescindible.Lo primero que hay que hacer,según O´Sullivan es abandonar la idea de que hay una enfermedad orgánica.La siguiente fase es ver,hacerse conciente de como la mente y los pensamientos afectan al cuerpo;si sientes palpitaciones y te das cuenta de que es debido a la ansiedad ,el síntoma comenzará a ser mucho menos grave al saber que es la ansiedad la que causa las palpitaciones.Pero sí las asocias a problemas del corazón y las pruebas médicas no reafirman tu idea,probablemente te obsesiones y las palpitaciones empeoren cada vez más.

“A veces los pacientes desean desesperadamente que encuentres un mal resultado en sus pruebas , que pongas nombre a su enfermedad y les recetes un tratamiento para sus dolores.”Este problema es mucho más común de lo que pensamos,el 30% de las personas lo sufren y muchos nisiquiera lo saben.

Tras más de 10 años de estudiar las enfermedades psicosomáticas ,Suzanne O´Sullivan sigue sin poder catalogar cual ha sido el caso más grave que ha visto:

“Hay personas que enfermaron con 16 años y vienen al médico con 50 años y con los mismos síntomas.Están ciegos o en silla de ruedas y siguen operándose.Hay gente que come a través de un tubo sin tener ninguna enfermedad orgánica.Cada parte de su cuerpo ha sido afectada por su mente.”

Para Suzanne O ´Sullivan ya nada es imposible:”las discapacidades que creamos con nuestra mente son tan infinitas que ya he dejado de creer en los límites.”

Publicado en Salud