Ninguna religión debería estar por encima de la integridad de las personas, y sin embargo la historia del hombre está llena de tristes ejemplos.

En estos días tan trágicos en los que se observa con conmoción lo ocurrido en Siria y sus habitantes, olvidamos con facilidad otros puntos calientes en los que los derechos humanos son sólo una anécdota.

La ablación y mutilación de miles de niñas, el asesinato de personas albinas y el horror de la guerra en oriente medio, nos hacen pensar que tal vez el ser humano esté involucionando. 

Una idea nada descabellada, ya que como pudimos ver en el artículo Esto es Afganistán ahora, pero cuando veas cómo era no lo creerás, la represión y fanatismo religioso han transformado a naciones progresistas y cultas, en lugares en los que la educación, la tecnología y la tolerancia, brillan por su ausencia.

Y es que es una historia que parece repetirse allí donde el integrísmo religioso va ganando fuerza.

El uso del hiyab en Egipto.

hiyab 1

El hiyab es un pañuelo que las mujeres musulmanas utilizan para cubrir sus cabellos y, a veces, su cuello. No hay que confundirlo con el niqab o el burqa, pues este deja totalmente al descubierto el óvalo de la cara y no impide la comunicación.

Algunos intérpretes del Corán a lo largo de la historia han querido ver en ciertas azoras la justificación del uso obligatorio del velo para la mujer musulmana. Sin embargo, el Corán no prescribe el uso del ‘hiyab’, sino que simplemente ordena la modestia, la decencia y el pudor a la hora de mostrar públicamente el cuerpo, un precepto válido tanto para hombres como para mujeres, por cierto.

Existen muchas razones a favor y en contra del uso del hiyab, pero es la mujer la que debe elegir libremente su uso en función de sus creencias religiosas. Así como los cristianos más fervorosos pueden vestir un año de luto, peregrinar, hacer promesas o no según lo deseen.

Lo que ya no vemos bien es que se coarte la libertad de elegir, obligando a la población a adecuarse a los preceptos religiosos de algún grupo, sea este mayoría o minoría, la libertad individual debe de respetarse.

Los hermanos musulmanes.

hiyab 2

Con el ascenso al poder de Mohamed Morsi, el primer presidente islamista de Egipto, un aire de conservadurismo ha comenzado a impregnar el país.

Tanto es así, que una semana después de su llegada al poder en 2012, sustiyó a los directores de los medios de comunicación e introdujo el uso del hiyab por primera vez en la historia de la televisión pública del país.

Desde entonces, la presión en torno al uso de esta prenda religiosa se ha endurecido hasta el punto de que ya no podemos hablar de libertad.

Resulta curioso ver a uno de los presidentes más queridos de la historia de Egipto, el militar, estadista y socialista árabe Gamal Abd el Nasser, bromear acerca del uso obligatorio del hiyab.

Un documento de hemeroteca que no puedes perderte y que vuelve a ilustrar esa extraña involución que vamos sufriendo. Tienes el vídeo más abajo.

Original: Gamal Abdel Nasser on the Muslim Brotherhood

Fuente: Wikipedia/hiyab, Wikipedia/Gamal Abd el Nasser, buenosaber, Via: meneame.net

Publicado en Miscelánea