Algo ocurría, la antena no funcionaba, la culpable: una pequeña ardilla. Pero la sorpresa viene cuando abrieron la antena…

Fuente 1
Publicado en Animales