El mundo de la prestidigitación es bastante complejo. Mitad espectáculo, mitad engaño, existen grandes magos que han hecho historia. Desde el gran Houdini hasta el más contemporáneo Dynamo. Cada vez sus trucos son más asombroso y son muchas las personas que alucinan con sus actuaciones.

En esto de la magia, lo suyo es empezar desde bien pequeño y aprovechar cualquier sitio y/o lugar para mostrar tus mejores trucos. Solo así puede que llegues a lo más alto de este mundo y te codees con los mejores ilusionistas del planeta.

El protagonista del vídeo de hoy hace un truco que, aparentemente, es bastante sencillo, pero que después de verlo unas cuantas veces en la redacción seguimos sin encontrarle la explicación.

A ver si vosotros sois capaces y nos la contáis porque yo sigo anonadado.

Fuente: by.dark.ministry

Publicado en Miscelánea