Estos días han surgido numerosas teorías “conspiranoicas” en torno a la desaparición del avión de Malaysia Airlines. Los medios han sabido sacarle partido ocupando sus programas de debates y noticias con ello. Pero cuando en lugar de informar se decide hacer la pelota más grande con suposiciones sin fundamentos sólo por conseguir más share y alargar todo lo posible la noticia para sacarle el jugo durante varios programas, es posible que alguien se enfade. Y esto es lo que le ocurrió a esta presentadora:

Nota: los subtítulos tienen un pequeño error, aparece un guión al principio siempre aunque no cambie de interlocutor. Disculpad las molestias.

Publicado en Miscelánea

Si te gustó compártelo: