Esta es una de esas noticias raras que te encuentras por internet y que no puedes evitar compartir. El actor Joaquin Phoenix que ganó popularidad desde la película “Gladiador” tiene algo en la frente que visto de cerca no te dejará igual: otra cara. Si, es una estupidez… pero no nos la podíamos guardar para nosotros solos.

La “magia” comienza cuando el zoom empieza a centrarse en la cara del actor, hasta dejar solo visible su frente y los ojos.  En ese momento nuestro cerebro automáticamente crea una nueva cara dándole la vuelta a sus ojos e interpretando las arrugas de su frente como si fueran las facciones y la nariz de una nueva cara. Y es que como decimos anteriormente, aunque parezca una estupidez, hay una teoría científica detrás para explicar parte de este fenómeno. Sin más, disfrutad del vídeo.

Publicado en Miscelánea