¿Los efectos del café disminuyen en el tiempo a igualdad de dosis?, ¿existe la adicción?, ¿decir ‘Sin la taza mañanera no soy yo’ es para preocuparse?

Seguramente, tomarás café por la bendita cafeína. Es esa bebida que aparentemente consigue que los días largos se aceleren cuando coges la taza caliente, porque tiene ese componente que te da la vida; ¿te suena? Probablemente, porque según la Federacion del Café en España (por ponerte un ejemplo) cada habitante consume 599 tazas de café al año.

Sin embargo, esta sustancia excitante tiene algunos detalles que deberías conocer. La cafeína genera dependencia física y síndrome de abstinencia y también tolerancia. Que, ¿de qué va esto? Espera, espera. Vamos por partes.

¿Cuánta cafeína se puede tomar?

Según la European Food Safety Authority (EFSA) la cantidad de 400 miligramos de cafeína al día se considera segura.

Sobre los 600 miligramos ya no habrá más beneficios (se provocaría una “meseta”) y a partir de 2.000 miligramos habría efectos de sobredosis.

¿Qué es esto de la dependencia, abstinencia y tolerancia y no-sé-qué?

La cafeína genera una dependencia física, la necesidad de su consumo para paliar un síndrome de abstinencia. Los síntomas, que quizá resuenen en algunas conciencias: somnolencia, dolores de cabeza, irritabilidad, náuseas o vómitos. Con una duración de entre 2 y 9 días y una prevalencia de 13-55% en estudios prospectivos de consumidores habituales.

También crea tolerancia, necesitando consumir cada vez dosis mayores para tener el mismo efecto. Y aunque antes se pensaba que sólo grandes dosis de cafeína podrían generarla (750 – 1200 mg/día fuente) ahora se trabaja con una hipótesis: ¿podría su ingestión crónica a bajas dosis provocar tolerancia? (Estudio de 2016). Más información en la futura evidencia, pero si el rio suena…

Ahora bien, si te dicen que puede generar adicción, esto es algo que actualmente se sigue discutiendo, porque implica que el no-consumo pusiera en riesgo tu salud física, económica o relaciones sociales. Y nadie es tan coffee-yonki aún, ¿no?

Si quieres más información sobre estos datos y definiciones, la tienes aquí.

¿Seguro que “The coffee addiction”?

¿A cuántos cafés corresponden estos números?

Aproximadamente unos 80 mg de cafeína por cada taza de café expresso que se ha obtenido por filtrado (la práctica más extendida en latinoamérica y Europa). Pero el café no es la única fuente de cafeína que se conoce, ¿verdad?

Es habitual que ahora se consuman bebidas energéticas para obtener esta cafeína, combinada de alguna manera que hace que nos despertemos más. ¿No?

Pues no. Únicamente contiene más cafeína, pero además de una cantidad inusualmente alta (cuando además, “más no es mejor”) contiene muchísima cantidad de azúcar libre. ¿Esto es bueno? No, claro que no. No sólo es que no sean en absoluto recomendables, sino que están en aumento y debería preocuparnos.

Así que, ya sabes. Como consejo definitivo: 

¿Quieres café? ¡Tómalo como más te guste! ¿Quieres cafeína? ¡Toma la del café y huye de brebajes azucarados!

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
https://comocuandocomo.wordpress.com/2016/12/12/cafe-cafeina-adiccion-tolerancia-realidad/
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002445.htm
https://www.researchgate.net/publication/8266257_A_critical_review_of_caffeine_withdrawal_Empirical_validation_of_symptoms_and_signs_incidence_severity_and_associated_features
http://link.springer.com/chapter/10.1007%2F978-3-642-60963-3_9
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9025802
http://www.caffeineinformer.com/the-caffeine-database