La naturaleza en más de una ocasión nos puede sorprender, plantas raras, animales nunca visto, árboles milenario… pero en esta ocasión nos centraremos en las plantas más raras que se han visto hasta ahora.

Rafflesia arnoldii

Natural de las selvas de Sumatra e Indonesia, es una de las tres flores que se consideran como nacional. Conocida con el nombre de  ‘la flor de la podredumbre’ tiene un olor peculiar que nos hace mantenernos alejado, de ahí su nombre no científico. Es quizás la más grande que se conoce, pues a pesar de no tener ni hoja, ni tallo, ni raíces, puede tener un metro de diamétro y llegar a pesar hasta 11 kilos. Esta planta no realiza la fotosíntesis. 

Welwitschia mirabilis

Su nombre es porque la descubrió un botánico llamad Friedrich Welwitsch en el año 1859. El lugar donde se encontraba desierto de Namibia y lo más curioso de todo es que es considerada como un fósil viviente. A pesar de tener tan sólo dos hojas, llega como máximo a los 15 metros. Un dato, suele durar dos milenios, por lo que es de las plantas más longeva.

Wolffia arrhiza

Es de las plantas que a simple vista no podríamos ver de lo pequeña que son. Es acuática y miden 8,8 y 1,3 milímetros con un peso de hasta 0,5 gramos, por lo que para verlas, podemos poner un grupo numeroso en la cabeza de un alfiler. Se puede usar como alimentos ya que tiene un nivel proteico similar a la soja.

Pennantia baylisiana

Es la más importante de todas, pues sólo existe un único ejemplar en el mundo, concretamente en la isla de de los Tres Reyes (Nueva Zelanda). Aún está en debate pero se piensa que es un árbol hembra. Se ha estudiado la posibilidad de crear más de su especie, pero hasta ahora no lo han conseguido. Se piensa que vive una década si aguanta a las condiciones del clima.

Y  a tí, ¿cuál te gusta más?

Publicado en Verde
Fuentes consultadas:
http://www.muyinteresante.es/naturaleza/fotos/las-plantas-mas-raras-del-planeta/rafflesia-arnoldii