bodega vino de tetrabrik engaña a enologos profesionales

La industria del vino mueve miles de millones de euros en todo el mundo. Esta bebida ha tenido especial importancia en ciertas culturas a lo largo de la historia. Los romanos, griegos y egipcios ya disfrutaban de ella y la utilizaban en banquetes, fiestas y demás celebraciones durante miles de años.

Actualmente la cultura vinícola tiene detrás una gran industria y algunos caldos (como prefieren llamarlos los enólogos) que alcanzan precios astronómicos. Para un profano en la materia como soy yo, apenas puedo encontrar diferencias entre una botella de vino de 3€ del supermercado más cercano a mi casa, y una de 100€ de la bodega más prestigiosa de la campiña francesa. Pero claro, esto está bien que me suceda a mí o a cualquier persona no experta en vinos, pero a un profesional del sector no le debería suceder.

Hoy os traemos un vídeo que, entre bromas y risas, nos hace darnos cuenta de una verdad en el sector. Y es que, tal vez, en esto de los vinos, a veces está más valorado lo que creemos saber sobre él mismo, que lo que es en realidad.

En un prestigioso Concurso Nacional de Vinos celebrado en Córdoba (España) han dado a probar un vino de tetrabrik, recién comprado del supermercado, a un grupo de enólogos. Las valoraciones sobre el caldo son de lo más dispares.

Esto me hace llegar a dos conclusiones:

1ª- Que para ser un buen enólogo hay que dedicarle mucho tiempo y tener los sentidos (gusto y olfato, especialmente) enormemente agudizados
2ª- Pero no por ello menos importante, que en este sector, como en muchos otros, se valora más el producto por lo que se cree que es, que por lo que es realmente.

Abajo tenéis el vídeo

Fuente: TVE via Vinetur, Artículo por La voz del muro

Publicado en Miscelánea