El mercado de segunda mano de teléfonos, tabletas y otros dispositivos electrónicos está en auge, gracias a la comodidad que ofrecen las webs de reventa entre particulares.

Sin embargo, ya pretendas vender un objeto o comprarlo, hay varios aspectos que debemos tener en cuenta. Y es que donde hay cosas de valor, también proliferan los ladrones.

Teléfonos espía.

moviles robados 2

Esta semana conocíamos a través del Huffintonpost un escalofriante caso de una venta de segunda mano con oscuras intenciones.

Al parecer el hijo adolescente de un lector, ha comprado un móvil de última generación a un desconocido a través de internet. Su padre, sorprendido al ver las buenas condiciones del teléfono quiso indagar un poco más sobre el tema.

Según el adolescente, pagó 80€ por un móvil de 400€ con un par de meses de uso. Tras quedar con el vendedor en una boca de metro y hacer el intercambio, cada uno siguió por su lado.

El padre, pensó que en realidad podía tratarse de una copia y no de un móvil de marca, por lo que decidió llevarlo a un servicio técnico. Tras una profunda revisión, el informático les comunicó que el teléfono no era una imitación pero que ocultaba un troyano en su interior.

shutterstock_223094779

El troyano era un virus que permitía al anterior vendedor manejar ciertas funcionalidad a distancia, tales como acceder al carrete fotográfico, hacer nuevas fotos, grabar videos y conversaciones, posicionar el GPS y saber la ubicación exacta del teléfono, y registrar todas las contraseñas que fueran tecleadas en el terminal.

Obviamente, a su anterior dueño no le importaba perder dinero con la venta, ya que el objeto de su negocio era vender su intimidad, divulgar sus fotos, o realizar compras gracias a sus contraseñas y tarjetas.

Venta fraudulenta de dispositivos robados

moviles robados 3

El segundo problema al que debemos enfrentarnos es conocer la procedencia del artículo que vayamos a comprar, pues de ser robado nos hallaremos en un grave problema.

Los cacos siempre tienen prisa por venderlo, ya que su anterior propietario puede solicitar la desactivación del terminal en cualquier momento. Esto hace que, aunque el móvil encienda y parezca funcional, es rechazado por los operadores de telefonía por lo que no puede hacer llamadas ni navegar por internet. Es decir, serías el nuevo propietario de un carísimo pisapapeles.

Si el vendedor reconoce que es robado y que por ello te lo ofrece a buen precio, debes saber que la compra de artículos robados es delito.

Desconfía de los chollos

moviles robados 1

Los chollos u ofertas muy por debajo de su precio de mercado, suelen ser más una estafa que una oportunidad. Recuerda que los vendedores de segundamano no son grandes almacenes que deben deshacerse de stock obsoleto y esas cosas.

Artículos novedosos y punteros a precios muy bajos, son el gancho para atraer a víctimas ingenuas.

Tomemos algunas precauciones

shutterstock_299886455

Hay muchas personas legales que venden sus pertenencias para ganar algo de dinero o renovar sus dispositivos, y todos podemos salir beneficiados de esa situación. Sin embargo también hay mucho pícaro, y por ello debemos tomar precauciones.

Tanto la OCU, como la Policía Nacional, poseen varios documentos y guías para la realización de compras seguras a través de la red, ya sean con negocios o particulares que puedes consultar.

Aun así y como en todos los aspectos de la vida, en las ventas de segunda mano lo mejor es obrar con sentido común, por ello:

1. Desconfía de los chollos y elige vendedores con votos positivos y buenas críticas.
2. Exige garantías sobre su procedencia, factura de compra o comprobante. Si no desean facilitarlos, busca otro comprador. Si sospechas que es robado, no lo compres.
3. Elige intercambio en mano. Si no puedes elegir Paypal para los envíos. La seguridad que ofrecen al comprador merece la pena.
4. Acude a la venta acompañado, y realiza el intercambio siempre en lugares públicos. Si eres menor, ves acompañado de un adulto responsable.
5. Comprueba que el móvil es totalmente funcional, no solo que encienda o no tenga arañazos. Coloca tu tarjeta de teléfono y haz una llamada a un amigo, de esta forma comprobarás si es libre o de tu compañía, y si su auricular y micrófono funcionan perfectamente.
6. Si todo ha ido bien, enhorabuena ya eres su nuevo dueño. Ahora sé precavido y realiza un revisión a fondo del terminal.
7. Acude a un servicio técnico o persona con conocimientos para formatear el teléfono, actualizar el software e instalar un antivirus.

Fuente: huffintongpost.com

Publicado en Tecnología y videojuegos