Lo primero que se te viene a la cabeza cuando te preguntan por la forma con la que inmovilizarías a alguien usando una farola es… golpeándole con ella en la cabeza. Pero no, este método es mucho más pacifista y no deja de ser una curiosidad de las que nos gusta hablaros de vez en cuando entre vídeos de animales, de ciencia y denuncia social ¿nunca está de más variar un poco para hacerlo todo más ameno, verdad?.

La técnica que usa el protagonista del vídeo para que su compañero se quede abrazado a la farola de manera inmóvil, es cruzarle las piernas y dejar que caiga lentamente sobre estas. El peso que la misma persona ejerce sobre las piernas las bloquea, impidiendo que las utilice para volver a ponerse en pie. ¿La solución para salir de esta auto-trampa? Tener los brazos los suficientemente fuertes como para trepar por la farola…

Nunca te acostarás sin aprender algo nuevo.

Publicado en Miscelánea