Aunque los médicos suelen hacer una estimación bastante aproximada sobre cuándo llegará el bebé que estamos esperando, realmente nunca podemos saber el momento exacto. Y es que la naturaleza no entiende de tiempos ni momentos. Por eso, es muy normal que a muchos padres les pille completamente de improviso o incluso de camino al hospital, como lo que les ocurrió a la pareja que protagonizó el vídeo que veréis hoy.

Una pareja estadounidense se dirigía al hospital para que la mujer diese a luz cuando, en mitad del trayecto, ella no pudo más, y se puso de parto en pleno coche. A mitad de camino, el hombre, que grabó todo lo sucedido con su teléfono móvil, paró el coche después de que ella le anunciase, entre dolores, sollozos y gritos, que su bebé estaba saliendo.

De repente, la joven mete las manos entre sus piernas y saca un bebé entre sus brazos. “¡Es un niño!”, confiesa la nueva mamá emocionada. Tras comprobar que el bebé respira y llora, prosiguen su marcha camino al hospital…

Original: i8thacookies

Publicado en Familia