Bradley Knudson es el padre de una joven afroamericana que adoptó 11 años atrás y con la que ahora vive en Prior Lake, Minnesota. Cuando se dió cuenta que su hija estaba sufriendo bullying por parte de unos gemelos a los que apenas conocía, decidió tomar cartas en el asunto y cobrarse una brillante venganza.

Bradley, en otro momento, quizá no le hubiera dado la importancia que realmente merece este problema, pero el caso que terminó con el suicidió del hijo de 13 años de un matrimonio cercano a su familia por esta misma causa le mantuvo alerta y actuó de inmediato.

Ahora el vídeo ha sido visto por casi 8.000.000 de personas, y de él podemos sacar dos conclusiones, la primera es que la violencia, aunque pueda ser el primer impulso, no es ni mucho menos el más efectivo. Y la segunda, que muchos niños que acosan a otros se parecen a sus padres.

No os perdáis el vídeo.

Original: Brandley Knudson

Publicado en Miscelánea