Los antiguos mayas fueron una civilización originaria Mesoamérica, actual Centroamérica, muy conocida por sus grandes logros científicos y astronómicos, que han perdurado hasta nuestros días. Contrariamente a lo que se pueda creer, la cultura maya nunca llegó a desaparecer del todo, pues muchos de sus descendientes todavía siguen viviendo en la región y utilizando alguna de las lenguas mayas modernas, derivadas de los antiguos dialectos que se hablaban hace más de 2.000 años.

Los mayas realizaron grandes avances en los campos de la astronomía y las matemáticas, mostrando al mundo un profundo conocimiento de la arquitectura, a través de las grandiosas pirámides y templos que fueron construidos sin ayuda de la tecnología moderna. Además de esto, también hicieron incursiones en el área de la odontología cosmética, pero de una forma muy distinta a lo que seguramente os estéis imaginando:

Era frecuente que los mayas acudiesen al “dentista”, pero no para hacerse limpiezas o empastarse una muela, sino para que les decoraran sus dientes con piedras preciosas

dientes_mayas_1

Los antropólogos descubrieron que todos los ciudadanos mayas decoraban sus dientes, sin importar la clase social a la que pertenecían. Debía ser una especie de moda ancestral, de la que todo el mundo debía ser partícipe

dientes_mayas_2

Puede que el resultado fuese genial, pero el proceso debía ser terriblemente doloroso. El dentista utilizaba un “taladro” hecho a mano y muy rudimentario para hacer un agujero en el diente. Después utilizaban un adhesivo natural para fijar la gema al hueco del diente.

dientes_mayas_3

Aunque la práctica pueda parecer un tanto rudimentaria, era una técnica bastante avanzada para su tiempo

dientes_mayas_4

Para no romper el diente o dañar el nervio, los dentistas mayas tenían que hacer gala de su maestría y precisión. El resultado es prácticamente perfecto, por lo que se demuestra que poseían un gran conocimiento de la anatomía dental

dientes_mayas_5

Fuente: viralnova

Publicado en Cultura y ocio