El comprarse un coche es una decisión que no hay que tomarse a la ligera ya que, si no le vas a dar uso, realmente es un gasto que puedes ahorrarte.

Al precio del seguro, cambió de aceite, cambio de filtros y precio del combustible tenemos que agregarle también el desgaste de ciertos componentes como los frenos o los neumáticos.

Estos últimos componentes pueden llegar a ser los más caros dependiendo del tipo y medida. En un intento de ahorrarnos un poco de dinero puede que valoremos la posibilidad de ponerle unos neumáticos usados, que aparentemente están casi nuevos. Estas ruedas normalmente provienen de coches accidentados que han tenido poco rodaje o propietarios que los han cambiado sin llegar al desgaste por uno u otro motivo.

En algunos casos esos neumáticos que parecen en tan buen estado han sido modificados para mejorar su aspecto con el consiguiente peligro para el que los compra. No vamos a generalizar porque sabemos que la mayoría de la gente que trabaja en un taller son profesionales honrados. Para que veas cómo lo hacen aquí os dejamos el vídeo donde se muestra cómo “destrozan” la rueda para darle mejor aspecto.

Fuente: Youtube

Publicado en Miscelánea