A pesar de sus 122 kg de peso, Conner Rensch siempre mantuvo una actitud positiva y una autoestima lo suficientemente alta como para ser una de las más populares de la escuela de secundaria. De hecho, fue elegida por sus compañeros como presidenta del cuerpo estudiantil. Hoy da las gracias a sus padres por alentarla y apoyarla en todo.

Sin embargo, después de conseguir una beca en la Universidad de Saint Louis, sus kilos empezaron a pasarle factura. “Empecé a cansarme de que la gente me juzgara por mi peso”, comenta Conner. “Así que me dispuse a hacer grandes cambios en mi estilo de vida”.

Después de empezar una dieta supervisada por un nutricionista y realizar ejercicio rutinariamente, el cambio en su cuerpo se iba haciendo cada vez más evidente, tanto que a día de hoy se ha convertido en una inspiración para miles de mujeres. Sobre todo después de mostrar orgullosa las estrías que le quedaron por la drástica disminución de peso:

Conner empezó a hacer 6 comidas diarias y a machacarse en el gimnasio. En apenas dos años, había pasado de pesar 122 a 65 kg

adelgaza_1

“Nunca pensé que llegaría a marcar abdominales y otros músculos. Soy muy afortunada”, afirma

adelgaza_2

Se sentía tan orgullosa de sí misma que en una ocasión decidió mandar unas fotos a la revista People. Tres meses más tarde, se encontraba volando hacia Los Ángeles para una sesión profesional que más tarde aparecería en la portada de un suplemento de la revista

adelgaza_3

“Se trata de un modo de pensar. Es una decisión, un estilo de vida, no solo una dieta. Las dietas fallan porque son temporales. Para hacer un cambio, tuve que decidir que tengo un cuerpo al que voy a tratar bien”

adelgaza_4

Además de su fuerte convicción, Conner es una mujer muy valiente, pues después de alcanzar su meta, se apuntó a un concurso de belleza llamado 2015 World Beauty Fitness And Fashion contest

adelgaza_5

“La decisión de competir en un concurso de fitness era un gran hito para mí. Mi cuerpo no se ve como los típicos que compiten en bikini. Las estrías y marcas de mi gran pérdida de peso son algo que el resto de competidoras no tenían, pero para mí son un recordatorio constante de la batalla que he ganado”

adelgaza_7

Conner confiesa que fue la primera vez que lució un bikini en público, pero ni esto, ni las estrías de su vientre, le impidieron hacerse con el primer puesto en la categoría de cambio y transformación de imagen

adelgaza_6

“Ganar era solo una de mis metas personales. Quiero mostrar a la gente que no hay ni cuerpos más bonitos ni más feos, sino que todos son bonitos”

adelgaza_8

Aunque la transformación de Conner fue enorme, sigue pensado que el mayor cambio fue emocional

adelgaza_9

“Yo era mi peor enemiga, no la gente. Ahora he aprendido a ser buena conmigo misma”

adelgaza_10

Pero eso no es todo, este año Conner emprendió un nuevo negocio llamado My Butterfly Journey, un servicio de entrenamiento online que ayuda a otros a aprender a ser saludables y amables consigo mismos

adelgaza_11

La historia de Conner está inspirando a miles de personas en todo el mundo, convirtiéndose en el ejemplo perfecto para que otros alcancen sus metas físicas y mentales

adelgaza_12

Sin duda, su transformación física es impresionante, pero el más valioso fue su cambio interior, cargado de un positivismo que comparte a diario a través de las redes sociales

adelgaza_14

Vía: Fishki

Publicado en Salud