Ayer hablábamos de 8 historias que habían sucedido alrededor del bullying, comentando cómo una situación de acoso escolar o laboral, es una olla a presión en la que nadie sabe de qué manera puede explotar.

El caso de Josh tiene un final completamente inesperado, y en su mano estuvo el cambio para conseguirlo. Su padre murió, y unas compañeras vieron divertido romper las fotos que tenía de él en la taquilla. Desde ese momento comenzaron varios años de burla y soledad. Pero cuando Josh cambió de instituto, realizó un gesto completamente inesperado que acabó convirtiéndole en el chico más popular.

Original: West Jet

Publicado en Miscelánea