El Karma es una energía trascendente, inmensa e invisible que tiene su origen en los actos de las personas. Las religiones dhármicas basan gran pare de su credo en estas energías. El karma tiene una serie de reglas, pero básicamente se pueden resumir en:  si haces cosas buenas te pasarán cosas buenas y si haces cosas malas te pasarán cosas malas. Estas recompensas o castigos no tienen por qué sucederte instantáneamente, pero el karma estará ahí acechando para devolvértela a la mínima ocasión.

¿Por qué os cuento todo este rollo sobre el karma? Bien, a parte de ser una filosofía de vida interesante -allá cada uno si cree o no en estas cosas- hay veces que, algunos sucesos dan que pensar. Existe un concepto de karma que está haciendo furor en internet, el llamado karma instantáneo que, como su propio nombre indica, significa que el mal que haces se te devuelve instantáneamente.

La broma que os traemos hoy, además de ser muy divertida, es un claro reflejo del llamado karma instantáneo, pero en todas sus variantes. El asunto consiste en dejar una bicicleta aparentemente abandonada. La trampa, y la gracia de todo, reside en que el vehículo de pedales está sujeto a un árbol cercano con una cuerda bastante fuerte. Los ladrones más incautos no se percatan de esta cuerda y claro, cuando huyen raudos y veloces con su botín, la cuerda llega a su fin y, por una sencilla ley física como es la de la inercia, el cuerpo del susodicho tiende a seguir su trayectoria, mientras que la bicicleta no le acompaña en este viaje.

Os aconsejo ver el vídeo, pues tendréis risas aseguradas hasta el último momento.

Fuente: TwinzTV

Publicado en Miscelánea