El ministro de Transporte de Francia, Thierry Mariani, ha anunciado una sorprendente medida para fomentar el uso de la bicicleta en Francia, pagar a los ciudadanos 21 céntimos de euro por cada kilometro recorrido desde su domicilio hasta el lugar de trabajo.

Aunque Francia no es el primer país de Europa en fomentar el uso de la bicicleta, si es el primero que va a pagar por él.

¿Cómo puede asumir ese gasto? ¿Compensa? Descúbrelo con nosotros.

Cuestión de dinero.

ciclismo urbano 1

Los gobiernos gastan miles de millones al año intentando mejorar la salud de sus ciudadanos o en medicamentos para tratar los efectos de la edad o del sedentarismo. También gastan verdaderas fortunas en corregir la contaminación, renovar el parque de coches antiguos, incentivar el uso de energías renovables y cuidar de las calzadas urbanas del desgaste producido por los vehículos.

¿No sería ideal que existiera una solución integral que nos permitiera atajar todos esos problemas y ahorrar mucho dinero a las arcas del estado? Pues existe, es la bicicleta.
ciclismo urbano 4
El saber popular hace tiempo que ha identificado los múltiples beneficios que tiene desplazarse en bicicleta. Este medio de transporte nos mantiene sanos, físicamente activos, reduce las congestiones de tráfico y el consumo de petróleo.

Sin embargo, los gobiernos no parecían haberse percatado de ello hasta hace muy poco.  La mayoría de las ciudades no están adaptadas para que la mayor parte de sus habitantes elijan este transporte como opción.

Lo público y la individualidad.

ciclismo urbano 6

Parece ser que después de tantos años de crecimiento y urbanización desmedida, la situación en las grandes ciudades se ha vuelto insostenible. El tráfico y el smog, comienzan a alcanzar niveles preocupantes y con el gasto público por las nubes, construir obras faraónicas, tales como túneles subeterraneos o autopistas de 5 carriles, no es una opción.

En un primer momento, los gobiernos optaron por la vía fácil, transporte público para todos. Un par de campañas sobre el uso del transporte público, alguna línea de servicio más y a esperar que el problema se resolviera sólo.

Sin embargo, el ritmo de vida actual no permite que todo el mundo se ajuste a un transporte público caro y con horarios rígidos. La individualidad, la vida nocturna y el ahorro de tiempo, han continuado impulsado el uso del automóvil.

El gasto como medida de ahorro.

ciclismo urbano 5

No se puede resolver el problema de la movilidad urbana sin inversión, y puestos a gastar dinero es mejor hacerlo de la forma correcta.

Llegado un punto óptimo, continuar invirtiendo en transporte público, no es una opción eficiente. Es necesario acometer grandes obras, proyectos costosos, comprar nuevos vehiculos, más personal, más mantenimiento. Opciones que encarecen el precio final del billete y que no solucionan el problema.

Pagar por usar la bici.

ciclismo urbano 3

Adaptar una ciudad para que la bicicleta pueda ser usada de forma segura y por una gran cantidad de ciudadanos es mucho más barato, y es la única solución que además de corregir los problemas de tráfico, nos ayudaría a mejorar nuestra salud y condición física.

Es por eso que Francia ha puesto en marcha un ambicioso proyecto para impulsar el ciclismo, recompensando monetariamente a aquellos que vayan a trabajar en bicicleta.

ciclismo urbano 7

Durante los próximos 6 meses que durará el proyecto piloto, los más de 10.000 empleados de 20 empresas e instituciones podrán beneficiarse del pago de 21 céntimos por kilometro recorrido desde su casa hasta el lugar de trabajo.

Según las cuentas oficiales, el gobierno francés aportaría 20 millones de euros para sustentar esta medida, con el objetivo de aumentar significativamente tanto la calidad de vida como la del aire, generando a su vez un ahorro aproximado de 5.600 millones de euros en salud.

Un proyecto que de confirmarse las estimaciones, no sólo habrá demostrado mejorar significativamente la salud de los franceses sino que será una de las medidas de gasto más rentables de la historia.

Fuentes: Ademe, takepart.com y treehugger.com

Publicado en Miscelánea