Los defensores de la comida orgánica argumentan que su alimentación es más saludable y justa con el medio ambiente que la agricultura industrial. Pero, ¿cuánto más saludable?

El uso de pesticidas, conservantes y sustancias químicas se han convertido en un habitual de nuestra mesa. Sin embargo, la mayor parte de las familias creen que esos productos químicos son eliminados antes de su consumo a través del procesado de los alimentos.

Para poder arrojar algo de luz y determinar si los alimentos orgánicos son más sanos, la cadena de supermercados Suecos y el Instituto Sueco de Investigación Medioambiental ha decidido analizar la sangre de una familia antes y después de comer comida orgánica.

Los resultados son sorprendentes.

Original: The Organic Effect

Publicado en Salud