Después de dar a luz, muchas madres son incapaces de producir la leche suficiente para alimentar a sus bebés. Paradójicamente otras producen más de la que pueden gastar, situación que han decidido rentabilizar lo máximo posible a través de internet.

Esto fue el caso de Toni Ebdon, que tuvo que empezar a usar un sacaleches para aliviar las molestias que le generaba un exceso de producción. Después del comentario de un amigo, que le dijo algo así como “pareces una central lechera”, a Toni se le ocurrió que podía vender el excedente a otras personas. Esta es su historia:

Problemas económicos

leche_materna_1

Cuando Toni Ebdon, de 31 años, estaba buscando la forma de ganarse un dinero extra durante la baja por maternidad y viendo el exceso de leche que producía, decidió poner un anuncio en la página web Gumtree para venderla. Sin embargo, la clientela que se mostró interesada no fue la que ella esperaba.

Un público inesperado…

leche_materna_2

“Los compradores eran todos hombres”, afirmó Ebdon, quien únicamente esperaba que su público fuesen madres lactantes incapaces de producir la leche suficiente para sus pequeños. “Todos eran prácticamente iguales: hombres de mediana edad y calvos. Uno de ellos parecía ser profesor, con su chaqueta de tweed y gafas de pasta”. Ebdon trató de vender su excedente al banco de leche materna antes de probar suerte en Internet, pero estaba lleno.

La inquietante realidad

leche_materna_3

La venta privada de leche materna en línea puede llegar a ser un negocio lucrativo, ya que el precio puede alcanzar hasta 3,5 € por 280 ml. Uno de los hombres que se puso en contacto con Ebdon incluso llegó a ofrecerle 50 $ para que se sacase un poco de leche fresca, oferta que nuestra protagonista declinó.

“Los altos precios parecen estar siendo impulsados por los fetichistas masculinos”, comenta Ebdon, de acuerdo con la opinión de otras mujeres que se han dedicado temporalmente a este negocio. Rachel Palencik, una ex vendedora de leche materna, viendo el percal, terminó donando su exceso de leche directamente a madres que lo necesitaban.

La industria de la leche materna

leche_materna_4

Las madres productoras de leche, como Ebdon y Palencik (en la imagen superior), están muy demandadas por la industria de la leche materna privada, que también atiende a pacientes de cáncer, hombres que padecen impotencia o disfunción eréctil, culturistas y centros de spa.

Palencik quedó demasiado perturbada por las respuestas que recibió, pero Ebdon aprovechó la bonanza financiera lo mejor que pudo. “Veo un comportamiento bastante enfermo que un adulto quiera beber leche materna, pero creo que la gente hace cosas mucho peores”, comenta Ebdon.

Sin embargo, la industria viene con algunos peligros añadidos. Los trabajadores sociales llegaron a presentarse en casa de Ebdon, a fin de garantizar la seguridad de su hijo, después ofrecer este tipo de servicio a través de Internet.

Oro líquido

leche_materna_5

Palencik es de las que pueden presumir de que la leche materna que donaba era pura al 100%, contrariamente a lo que sucede en el negocio online. Un grupo de investigadores analizó una gran cantidad de muestras de leche adquirida a través de Internet, concluyendo que una de cada diez eran leche de vaca.

En la red se conoce como “oro líquido”, un término usado también por muchos padres. Se cree que la leche materna es más alta en nutrientes que otros tipos de fórmulas para bebés. Sin embargo, la leche de vaca puede ser muy peligrosa para los niños intolerantes a la lactosa, pero parece que esa tan solo es la punta del iceberg.

Producto contaminado

leche_materna_6

El 4% de las muestras recogidas contenía cotinina, que se encuentra en la leche de las madres fumadoras, y el 75% E.coli, estafilococos y estreptococos. Los compradores también corren el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual con la leche no testada, como hepatitis, VIH y sífilis. Para los padres que verdaderamente necesitan la leche para sus bebés, la única solución segura al 100% es adquirirla a través de un banco de leche.

Banco de leche materna

leche_materna_7

El principal problema que experimentan las madres que desean vender su excedente de leche es que los bancos están llenos. Además a esto hay que sumarle a que muchas de ellas no tienen acceso a una entidad cercana, ya que siguen siendo relativamente raros.

Los gobiernos todavía no saben cómo regular este tipo de bancos y adquirir el producto es prácticamente imposible.

La donación de leche

leche_materna_8

Las madres que andan justas de dinero no conseguirán sacar beneficio de los bancos de leche. Estos negocios suelen ser sin ánimo de lucro, con la única intención de proporcionar los nutrientes a los bebés que verdaderamente lo necesitan.

Por supuesto, los requisitos que debe cumplir toda donante es que no sea fumadora, que no esté tomando medicamentos y que se encuentren relativamente sanas.

La demanda de leche materna

leche_materna_9

La leche materna, que puede reducir los riesgos de infecciones digestivas en los recién nacidos de cuyas madres no pueden producir leche, es un producto muy demandado por los centros sin ánimo de lucro que atienden las necesidades de tales niños. Pero hay muchos adultos que la solicitan porque creen que tienen esa necesidad.

Puedo decir que la he probado y es el mejor suplemento de la historia”, comentaba un usuario de Bodybuilding.com. “Obtuve los mejores resultados de mi vida con la leche materna“. Incluso hay un centro en Chicago que ofrece tratamientos que incluyen leche materna, pagando un extra de 10 $.

Mercancía caliente

leche_materna_10

Un negocio lleno de ciber distribuidores que inundan el mercado de leche materna falsa o contaminada, sin contar con los fetichistas que hacen que suba el precio del producto de forma desproporcionada, en contraste con los padres que siguen luchando por encontrar los nutrientes que sus bebés necesitan.

Fuente: allday

Publicado en Miscelánea