El pasado 12 de febrero, un joven irlandés de 23 años llamado Ross Thompson, graba con su móvil una agresión de racista a dos chicos españoles mientras viajaban en un autobús en Manchester, Reino Unido.

En las imágenes se aprecia como los jóvenes son increpados, verbal y físicamente, por dos chicas y un chico con evidentes signos de embriaguez.

En el vídeo se puede escuchar: “Jodeos y volver a España”. La noticia la recoge el diario Daily Mirror.

Ross declaró posteriormente que pudo ver como uno de los agresores, de sexo masculino, ya subía al vehículo de transporte con evidentes signos de violencia presentando manchas de sangre por todo el rostro. Es más, también comentó que él mismo sufrió insultos xenófobos al confundirle con un polaco.

“Todos nos subimos en Piccadilly. Las dos chicas del vídeo estaban borrachas y fanfarroneando. Insultaban y se escondían tras un chico que las acompañaba”, aseguró Thompson.

Al final, se puede escuchar a una de las chicas, cuando los españoles intentan volver a bajar del autobús, como decía: “Atácalo”.

Esta noticia guarda relación con la que publicábamos la semana pasada, en la que una madre y una hija eran supuestamente discriminadas por hablar español en un restaurante americano, para así comprobar las reacciones del resto de los comensales.

Publicado en Miscelánea