¿Como desaparece una persona sin dejar rastro? ¿Como puede ser que un día la tengas a tu lado y al día siguiente no? Las desapariciones de personas son una realidad que todos deberíamos tener muy presente. Anterior mente os hable de dos de las desapariciones mas famosas de España el Niño de Somosierra y el Niño Pintor de Málaga. Hoy os traigo otra, igual de inquietante, igual de misteriosa: Gloria Martinez Ruiz. 

El 29 de octubre de 1992, Gloria fue ingresada en la clínica Torres de San Luis (Alicante), el ingreso fue solicitado por la doctora María Victoria Soler, la cual llevaba tratando a Gloria desde hacía meses. La joven sufría crisis de insomnio y de ansiedad derivados de una anorexia. 

Gloria llevaba casi un año luchando contra estos problemas, y tenia prescrito una terapia farmacológica de neurolépticos y antipsicóticos conjuntos. A los padres de la joven no les gustaba este tratamiento, según relataron después, ella no estaba habituada a medicarse y su hija tenia un comportamiento normal a excepción de los brotes de ansiedad y de los problemas alimentarios que llegaban a impedirle el descanso. 

También recibía terapia con la Doctora Soler, esta terapia consistía en charlas entre la paciente y la doctora, en un momento dado se le recomendó acudir a terapia de grupo pero la joven se negó pues no quería contar sus problemas delante de más jóvenes.

Pero Gloria no acababa de mejorar por lo que la Doctora Soler le pauta una medicación: Sinogan, Haloperidol y Largactil. En los efectos secundarios de dichos medicamentos podemos destacar varios puntos sabiendo que Gloria era Hipotensa. El Sinogan (antipsicotico)  puede causar trastornos cardíacos y existen casos de muertes súbitas asociadas alteraciones cardíacas, en el caso de Haloperidol (Neuroléptico) se han notificado casos de taquicardias e hipotension y por último en el caso de Largactil (Neuroléptico), incrementa el riesgo de arritmias ventriculares serias y puede desencadenar en una muerte súbita. 

 La noche del ingreso la doctora Soler hizo una valoración de Gloria y creyó que era necesario un ingreso inmediato, nisiquiera le dio tregua para ingresar otro día.  Los padres de la joven se negaron en un primer momento, pero ante el echo de que llevaba días sin dormir la doctora insistió en ello. Incluso les dice que si no siguen sus instrucciones de dejarla ingresada, dejaría de tratarla, ya que necesitaba lo que ella nombro como “Cura de Sueño”, así que los padres terminaron accediendo a la petición aunque no quedan convencidos. 

La clínica Torre de San Luis no era un centro psiquiátrico si no una clínica de reposo, estaba destinada a personas de un poder económico elevado, aunque con los padres de Gloria hicieron una excepción bajando la cuota desde 44.000 pesetas diarias a 10.000. Estaba situada cerca del mar y rodeada de un frondoso bosque eran unas instalaciones que prevenían un funcionamiento más que lucrativo. 

Gloria es internada ese fatidico 29 de octubre,siendo ella la unica paciente del centro. Se mostraba muy agitada por lo que se le administra una dosis de Largactil-Sinogan-Holoperidol, 25mg de cada una,y se le ata a la cama para que no se autolesione,  según fuentes médicas la administración de largactil y sinogan puede ser la correcta pero añadir el tercer medicamente era una bomba de relojería sobretodo teniendo en cuenta el peso de Gloria.

Al llegar la tarde se le vuelve a medicar, después de desatarla se la acompaña a la cafetería donde sólo toma un zumo y pide unos papeles para escribir. Una de las notas decía así: 

“Me da miedo pensar que estoy muriendo y la única luz está cerca de mí, Dios mío”

Antes de volver a su cuarto la cocinera le ofreció comida, pero Gloria la rechazo y le pidió ayuda para no volver arriba donde la tenían atada. Pero cuando regreso a la habitación se la volvió a atar, por su seguridad. 

Según las declaraciones, Gloria despierta a la 1 y media de la madrugada pidiendo que la desataran para ir al baño, Gloria aprovecharía la ocasión para escaparse por la ventana, saltar la tapia de la clínica  de entre dos y cinco metros y perderse para no regresar en la noche, altamente sedada, con una ropa fina y sin sus gafas desapareció en la noche. Gloria en ese momento solo vería sombras a causa de la oscuridad y sus ocho dioptrias.

Es curioso, que la siguiente administración de medicación coincidiría exactamente con esa hora, no fue hasta las 8 de la mañana del día siguiente que se notifico la desaparición.

Uno de los datos más siniestros del caso llegaría años después, cuando al hacer un registro se encuentra en un hueco oculto en la pared de la sala de enfermeras, una bolsa con ropa usada de Gloria, estaba sucia y era la misma ropa que llevaba al ser internada, una auxiliar declaro que la niña se había orinado encima y que por eso la cambiaron, pero nunca se realizaron análisis de esas ropas.

También se recibió tiempo después una carta anónima, en la que decía que se había visto a Gloria salir de una casa junto a una enfermera pero no se dio credibilidad. 

¿Qué pasó esa noche? ¿Como fue realmente el último día en el que se supo de Gloria? ¿Donde fue a parar? 

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
http://narradoresdelmisterio.net/la-extrana-desaparicion-de-gloria-martinez-ruiz/
http://www.interviu.es/reportajes/articulos/gloria-martinez-atada-sedada-y-perdida-en-la-noche
http://criminalia.es/material/desaparicion-gloria-martinez-fotos/