Hong Kong es una de las ciudades del mundo que se encuentra superpoblada. El precio del metro cuadrado en la ciudad alcanza precios por encima de las posibilidades de la mayoría, viéndose obligados a vivir en pequeños apartamentos masificados donde cohabitan familias enteras.

apartamento_hong_kong1

Pero a grandes problemas las mejores soluciones son las creativas, y el arquitecto Gary Chang, propietario de este apartamento de 32 metros cuadrados, es capaz de transformarlo en 24 habitaciones completamente diferentes. La magia detrás de todo esto la hacen posible unos paneles y paredes correderas metálicas que dan distintos aires al apartamento, cambiando por completo su distribución. Lo que el denomina como el “transformador doméstico”.

apartamento_hong_kong2

Si no supierámos el intrincado mecanismo que se oculta tras las paredes del apartamento, percibiríamos un amplio espacio que incluso nos parecería desaprovechado para un lugar como éste. Pero la verdad la descubrimos al tirar de unas asas que hacen que las paredes se deslicen a través de unos railes de acero que permiten a Chang disfrutar de una cocina completa, un dormitorio de invitados, una biblioteca, comedor, lavadero e incluso un completo spa donde una de las paredes revelar una bañera extra grande Duravit cuando la deslizamos.

apartamento_hong_kong3

Para hacerlo todavía aun mejor y demostrarnos cómo se puede vivir lujosamente en un espacio tan pequeño, el apartamento posee una pantalla de cine del tamaño de una pared que se baja con tan solo pulsar un botón, una ducha con cromoterapia y masajes, que también funciona como una sala de vapor. Pero Chang argumenta que, aunque está encantado con su casa, las paredes que se mueven son de baja tecnología, y aunque podría controlar la casa desde su teléfono inteligente, por lo general, prefiere hacerlo de forma manual.

apartamento_hong_kong4

apartamento_hong_kong5

Gary Chang ha vivido en los mismos 32 metros cuadrados durante casi toda su vida. Hace casi 40 años, se trasladó al pequeño apartamento no sólo con sus padres y tres hermanas más jóvenes, sino que además alquilaron una de las habitaciones a otra persona. Todo esto antes de poner en práctica el inteligente diseño ideao por el arquitecto.

apartamento_hong_kong6

apartamento_hong_kong7

apartamento_hong_kong8

La distribución de la casa fue cambiando considerablemente poco a poco. Los dormitorios fueron desapareciendo para ir ganando espacio, hasta que tan sólo quedó una única estancia abierta y cargada de diseño que sería la utilizada para semejante e ingeniosa obra.

apartamento_hong_kong9

apartamento_hong_kong10

Durante su infancia el espacio se dividía en varias estancias: cocina pequeña, baño y 3 dormitorios -Chang dormía en el sofá-. En 1988, cuando su familia se trasladó a una vivienda más grande, Chang le compró la casa al propietario por 45,000 dólares y comenzó sus experimentos para diseñar este pequeño espacio, que hoy posee 24 estancias diferentes en una sola.

apartamento_hong_kong11

En este maxi plano, podéis ver al detalle las 24 posibilidades que posee el apartamento. Con tan sólo correr unos muros, ganamos o reducimos el espacio para usar unas cosas u otras. Es una manera muy práctica e inteligente de vivir.

apartamento_hong_kong12

A continuación te dejamos un vídeo donde Chang nos enseña su casa y nos explica cómo funciona su sistema de “transformación doméstica” con todo lujo de detalles. El video no lo hemos subtitulado ya que todo lo que explica lo hemos detallado a lo largo del artículo, pero sirve para conocer el funcionamiento del lujoso apartamento.

Fuente: homedsgn y casasincreibles.com

Publicado en Cultura y ocio