Desgraciadamente la realidad es muy cruel, y en muchas protectoras, si los perros no consiguen una familia adoptiva, acaban siendo sacrificados para poder atender la constante llegada canina.

La opción de adoptar a perros de refugios cada vez es más popular, pero en ocasiones los animales no se encuentran en el mejor estado físico para convencer a los niños y por consiguiente a sus padres. En esta protectora de Los Ángeles quisieron poner esto a prueba tras rescatar a un perrito. Si el animal no era adoptado pronto, tendría que sacrificarse, por lo que se pusieron manos a la obra dándole un lavado de imagen.

Tal como fue encontrado, tenía el pelo enrededado y sucio, por lo que se le lavó y cortó por completo, devolviéndole la belleza que escondía tras meses de abandono por parte de algún desalmado.

Finalmente fue adoptado. Sigue el proceso en el video.

Original: The Pet Collective

Publicado en Miscelánea