zoo humano 1

Somos muchos a los que no nos gustan los delfinarios, zoológicos ni demás establecimientos que basan su modelo de negocio en exhibir animales de distintas partes del mundo. Es bastante injusto arrancarlos de su hábitat natural tan solo para nuestro disfrute y lo normal es que acaben con ciertos trastornos al estar encerrados.

Usar el argumento de “imagínate que fueses tú al que separan de tu familia para encerrarte en una celda y exhibirte sin ningún motivo“, suele suscitar bastantes ampollas y discusiones a la vez que se sentencia de ser tonterías y no servir como ejemplo. Comparar animales con personas está considerado una ofensa en determinados casos, pero…

zoo humano 2

…tal vez no creas que ese ejemplo es tan imposible cuando te pregunte ¿qué pensarías si te dijese que existió un zoo de personas hace poco más de 100 años? No estoy hablando de los esclavos de Estados Unidos (donde se abolió esta práctica en 1865). Hablo de Francia y más concretamente del París de 1907.

zoo humano 3

Han salido a la luz hace poco unas imágenes que nos muestran La Exposición Colonial. Un recinto que se encontraba en el rincón más escondido del bosque de Vincennes, en las afueras de París. Está exposición buscaba promover el colonialismo francés de la época. No se puede definir este recinto de otra manera que no sea la de un zoológico humano.

zoo humano 4

En el Jardin d’Agronomie Tropicale se llevó a cabo la construcción de 6 pueblos diferentes que representaban todos los rincones del imperio colonial francés. Madagascar, Indochina, Sudán, Congo, Túnez y Marruecos. Los pueblos y pabellones fueron construidos acorde a su lugar de procedencia recreando la arquitectura y cultura de sus hábitats originales.

Como un pueblo no está completo sin sus habitantes también repoblaron dichas “atracciones” importando a los lugareños de las culturas allí representadas de sus lugares de origen.

zoo humano 6

Los habitantes humanos eran expuestos al público como si de cualquier animal exótico se tratase llevando una vida supuestamente normal, como la desarrollaban en su país de origen. La exposición estuvo abierta desde mayo hasta octubre de 1907, recibiendo a más de 1 millón de visitantes. Pero no fue la única exposición de personas, ya que se calcula que entre 1870 y 1930 se llevaron a cabo eventos similares en todo el mundo, con una gran afluencia de visitantes.

zoo humano 5

En 1906 esta replica de una “fabrica” congoleña fue construida en Marsella y formaba parte de la exposición. Fueron traídas unas cuantas familias del Congo para trabajar en el edificio y luego exhibirse a modo de atracción. Los restos de este edificio fueron incendiados en 2004.

zoo humano 8

Actualmente el Jardin d’Agronomie Tropicale es considerado una mancha en la historia de Francia. Se mantuvo escondido durante gran parte del siglo XX cerrando el recinto completamente. Los edificios están semi derruidos y la mayoría de las plantas exóticas han desaparecido.

zoo humano 7

En 2006 se permitió el acceso público a los jardines. En la entrada nos encontramos este pórtico de más de 3 metros de alto imitando el estilo asiático. La madera está ya podrida y su color bastante desgastado. Dicen los que han estado allí que se siente una sensación de ansiedad. Que solo de imaginar a los hombres y mujeres de aquella época paseando por allí en busca de diversión entiendes rápidamente por qué no es un lugar que llene de orgullo al pueblo francés.

zoo humano 9

Solo algunos de los caminos no han sido invadidos por la naturaleza aún. Todos ellos conducen a monumentos y casas condenados por la vegetación. Se pueden ver cantidad de signos de peligro y letreros explicativos por todos sitios. Aquí vemos una puerta de entrada a una de las casas de la zona de Indonesia. Cualquiera pensaría que nos encontramos realmente en el continente asiático.

zoo humano 10

Esta puerta pertenece al pabellón marroquí

zoo humano 11

Estas escaleras conducen a un taller escondido donde los científicos y estudiantes se dedicaban a examinar las maderas tropicales traídas de las colonias.

zoo humano 12

Seguramente harían estudios de resistencia y comportamiento frente a diferentes condiciones ambientales o de desgaste.

zoo humano 13

Más de 35.000 hombres, mujeres y niños dejaron sus países de origen durante la 2ª mitad del periodo Imperialista Europeo para participar en espectáculos exóticos celebrados en las principales ciudades como París, Berlín, Londres, etc… Familias enteras eran reclutadas en las colonias para traerlos a sus pueblos réplica. Aquí se cuidaba hasta el último detalle en sus trajes típicos y costumbres y se les pagaba por hacer determinados espectáculos.

Esto era considerado una oportunidad para demostrar el poder de Occidente sobre sus colonias. Las exposiciones de este tipo se convirtieron en una parte fundamental de las ferias internacionales, fomentando el gusto por lo exótico y los viajes a estas zonas.

zoo humano 14

Los europeos se quedaban boquiabiertos cuando veían a las mujeres africanas con el pecho descubierto, recordemos que fue una época especialmente recatada en todos los temas de índole sexual. El público asistente era entretenido con las recreaciones de “vida primitiva” que se llevaba a cabo en las colonias. Los antropólogos e investigadores observaban pueblos enteros y aprovecharon para elaborar sus teorías sobre superioridad racial.

En esta foto podemos ver el pabellón de Túnez.

zoo humano 15

Los aldeanos habían llegado a París por propia voluntad a modo de trabajo. No tardaron en sufrir opresión explotación y vejaciones. La línea que separaba la condición de persona y muestra era borrosa. No eran huéspedes ni trabajadores, eran caras sin nombre al otro lado de una verja.

zoo humano 16

Después de 4 meses, cuando la Exposición Tropical terminó en octubre de 1907, no se sabe con seguridad cuántos de sus integrantes volvieron a sus países de origen. Algunos fueron engañados por sus jefes o empresarios sin escrúpulos para que se uniesen a compañías circenses y recorrer el mundo. De Marsella a Nueva York, sus derechos e inocencia fueron explotados en un mundo capitalista desconocido para ellos.

Algunos tuvieron suerte y pudieron volver a sus casas después de algunos años. Otros nunca lo hicieron. Muchos murieron por enfermedades desconocidas en su tierra como viruela o sarampión o por las adversidades de una tierra extraña para ellos.

zoo humano 17

Existen rumores de que se pretende reformar el pabellón de Indochina para darle el uso de pequeño museo y centro de investigación.

Muchas de sus aréas, como el invernadero, destilan un belleza inquietante.

zoo humano 18

Los jardineros dejaron de cuidar estas instalaciones hace mucho tiempo. Las plantas tropicales se han mezclado con algunas autóctonas creando mutaciones, siendo las únicas testigos del paso del tiempo. Son los fantasmas de este purgatorio a la espera de un billete para el regreso a su hogar.

Si este artículo te ha parecido interesante no puedes perderte la historia de la Venus de Hottetton. Una mujer que fue esclavizada y exhibida por medio mundo a mediados del siglo XIX debido al tamaño de sus nalgas.

Fuente: Messynessychic

Publicado en Insólito