Japón es un país de contrastes. En la sociedad nipona conviven tradiciones centenarias con las modas más absurdas que podamos imaginar. La idiosincrasia del país es muy peculiar, y solo podríamos comprenderla bien si estuviésemos en contacto directo con su cultura diariamente.

Una de las cosas más sorprendentes del país del sol naciente es la cantidad de templos que hay diseminados por sus ciudades. Desde pequeños altares, hasta grandes edificios, no puedes andar más de 100 metros por la calle sin tropezarte con alguno.

La mayoría de estos templos están dedicados a algún animal en particular o a alguna festividad. Pero hay algunos cuyo objeto de veneración, puede resultarnos especialmente extraño a los forasteros. El templo de Jison-in es uno de ellos y os vamos a contar el porqué.

El templo de Jison-in está situado en la base del monte Koya, en la pequeña ciudad de Kudoyama, de la prefectura de Wakayama. A primera vista no difiere mucho de cualquier otro templo sintoísta, pero cuando nos acercamos un poco más encontraremos la sutil diferencia.

Este templo está dedicado a los pechos, más exactamente a los pechos femeninos. Como todos los templos sintoistas, el lugar está plagado de tablillas de ema (una especie de amuletos japoneses en los que se escriben deseos), pero en este caso, con figuras de senos como motivo central. Los hay de todos los tamaños, tipos y formas y fabricados en diversos materiales.

CNN

Según el sacerdote jefe del templo todo se remonta a hace unos años. Un médico de la ciudad de Wakayama vino a rezar por una paciente afectada de cáncer de mama. El doctor pidió a los sacerdotes del templo si podían hacer un amuleto especial para esta petición, y ellos no se pudieron negar.

La noticia de esta peculiar ofrenda se extendió por todo el país y miles de personas empezaron a acudir allí para pedir por sus hermanas, madres, esposas, etc. Los pechos son un símbolo también de nacimiento, por lo que la gente va a rezar también por embarazos sanos e incluso para que la leche materna sea lo más saludable posible.

CNN

El templo fue fundado como una puerta de entrada al monte Koya por el monje Kōbō-Daishi a principios del siglo IX y siempre ha estado estrechamente relacionado con la figura femenina. Aunque curiosamente, no se permitió la entrada de mujeres hasta el año 1800.

Declarado como lugar de importancia nacional en 1977, el templo de Jison-in es el inicio de una ruta de peregrinación de 24 km. Dicha ruta está marcada por 180 choishi, que son unos marcadores de piedra, separados unos 109 metros entre ellos. A continuación os mostramos unas imágenes de dicho templo.

La mayoría de las ofrendas para pedir deseos a los dioses kami, tienen forma de senos

El templo Jison-in es la entrada al monte Koya

Fue declarado de importancia nacional en 1977

Miles de personas lo visitan todos los años

Todas estas tablillas de madera ema, tienen escritos deseos relacionado con la mujer y su salud 

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
http://www.amusingplanet.com/2016/10/jison-in-japans-boob-temple.html
http://supercurioso.com/templo-de-los-pechos-japon/