La cerveza es casi tan antigua como el tiempo mismo. Esta refrescante bebida alcohólica ha cosechado gran fama a lo largo de los siglos. No son pocos los hombres y mujeres que se declaran fans incondicionales de su deliciosos sabor.

Consumida con moderación, es una bebida bastante beneficiosa para nuestra salud. Y es que disfrutar de una buena cerveza tranquilamente y sin que nadie nos moleste es uno de los placeres más grandes que pueden existir.

El zumo de cebada se fabrica de tantas formas distintas, que dudo mucho que exista alguien a quien no le guste algún tipo de cerveza. Con limón, con gaseosa, cerveza de fresa, de naranja, hay tantas cervezas como distintos tipos de consumidores en el mundo.

Además de para beber, la cerveza también es un ingrediente fundamental en muchas recetas de cocina. Así de primeras, me viene a la cabeza el pollo o las costillas asadas con cerveza. Platos fáciles de cocinar y con un sabor excelente.

Brindemos con... ¿tarta de cerveza?

Brindemos con… ¿tarta de cerveza?

Pero seguro que lo que no conocíais era su valor como ingrediente en la repostería. A las innovadoras recetas de tarta de sandía o de flores hoy queremos añadir una tarta cuyo ingrediente principal es cerveza negra.

En el siguiente vídeo se nos explica, de forma rápida y sencilla, los pasos a seguir para cocinar la Tarta Guinness. Lo mejor de todo es que la masa sirve igualmente para hacer cupcakes, por lo que se puede decir que tenemos 2 recetas en 1.

Fuente: Tuiwok Estilo, Artículo por La Voz del Muro

Publicado en Cocina