Las aves se caracterizan por ser unos animales realmente esquivos y escurridizos, que en estado salvaje, solo acuden a nosotros cuando saben que no les vamos a hacer daño y van a sacar tajada de la situación, como unas migajas de pan.

Cuando Ron Holan, un ferviente amante del esquí, caminaba hacia su coche aparcado en una zona de montaña, descubrió que un pájaro se había colado entre el techo y la vaca.

El animal, asustado y muerto de frío, no hubiera podido salir por sus propios medios. Así que, en un acto de valentía y ayudado con un cartón, Holan consiguió sacar al pájaro y meterlo dentro del coche. Da la sensación de que este se encontraba malherido y, cuando empezábamos a temernos lo peor, pasó algo sorprendente…

Fuente: Ron Holan

Publicado en Animales