Esperar tu primer hijo es un momento muy especial, pero tras el segundo la cosa cambia. No es que no te llene de ilusión volver a tener y críar un nuevo bebé, eso te encanta. Son las nauseas, las molestias y los dolores los que parecen pesar más que antes.

Por si fuera poco, tu primogénito no va a entender que ahora debes repartir tu atención con su hermanito. Al contrario, continuará con sus propias exigencias y necesidades.

Biberones, comidas, lavadoras, paseos, noches sin dormir y tus pequeños monstruitos, te obligarán a ser cada vez más práctico e imaginativo, cambiando tu vida en torno a ellos.

Como esta madre de tres hijos que, con grandes dosis de humor, explica cómo han cambiado sus experiencias después de cada embarazo.

Así cambia tu vida después del primer hijo, el segundo y el tercero.

Tu ropa

madre bebes 1

Primer bebé: Comienzas a usar ropa premamá tan pronto como tu ginecólogo confirma el embarazo.

Segundo:  Procuras usar tu ropa habitual hasta que tu tripa te lo impide.

Tercero: Tu ropa habitual y la premamá son la misma a cosa.

Preparación al parto

madre bebes 3

Primer bebé: Ensayas la respiración religiosamente y no te pierdes una clase.

Segundo: No te molestas en practicar, ya que en tu primer parto no te sirvió.

Tercero: Pides la epidural en tu octavo mes de embarazo y se lo dejas claro a todos tus médicos.

La ropa del bebé

madre bebes 2

Primer bebé: Prelavas las prendas con cuidado para evitar productos químicos de las fábricas, combinas los colores según el sexo, y doblas ordenadamente y con esmero la ropa de tu recién nacido.

Segundo: Te cuidas de elegir los tejidos más resistentes a las manchas y de que la ropa esté limpia con un poco de suavizante extra.

Tercero: Los niños pueden vestir de rosa, y no tienen memoria para recordar si sus conjuntos son heredados.

Llantos

madre bebes 4

Primer bebé: A la primera señal de angustia o lamento, acunas a tu bebé en el regazo hasta que cumple 2 años.

Segundo: Solo acunas al bebé cuando su llanto amenaza con despertar a tu primer hijo.

Tercero: Enseñas a tu primer hijo a mecer la cuna hasta que se le canse el brazo.

Chupetes

madre bebes 5

Primer bebé: Si el chupete cae en el suelo, se lo retiras hasta que puedas llegar a casa y esterilizarlo. Llevas 5 chupetes por seguridad.

Segundo: Un grifo y algo de jabon inócuo, ¡y listo!

Tercero: Cuando el chupete cae en el suelo, un chorro de agua desde el biberón o un botella es suficiente para acabar con todos los gérmenes que existen en el mundo.

¿Cómo cambía tu vida después del primer, segundo y tercer hijo?

Fuente: wimp.com Traducción y adaptación Lavozdelmuro.net

Publicado en Familia