El profesor de macroeconomía del Aquinas College tiene como norma que, si suena el móvil de alguno de los estudiantes mientras están en clase, no tendrán más remedio que poner el manos libres y contestar.

Los alumnos utilizaron esto en su contra el día de los inocentes gastándole una original broma que, seguro, recordará toda su vida.

En todo momento se palpa el buen ambiente que hay en clase y lo bien que se lleva el profesor con todos los alumnos.

Ojalá siempre fuera así, aprenderíamos todos mucho más.

Original: Josh W

 

Publicado en Miscelánea