En psicología existen numerosos test capaces de determinar la personalidad de una persona, o al menos para descubrir y profundizar en algunos rasgos significativos del sujeto, de cara a ofrecer un perfil psicológico concreto para desempeñar una determinada tarea o simplemente para conocernos un poco mejor.

Del mismo modo, también podemos utilizarlos para determinar algunos rasgos de la personalidad de nuestros familiares y amigos, a fin de conocerlos un poco mejor y, del mismo modo, para que ellos puedan ahondar en su personalidad.

Los test de dibujo son unos de los más usados para este cometido, sobre todo en psicología infanto-juvenil, pero hay que recordar que no son una ciencia exacta. A continuación os mostramos algunos de los más importantes y algunas generalidades que se pueden decir de la persona que se ha sometido a él. Pedidle a alguien que dibuje una escena de lluvia, familiar, un árbol o una casa:

Test de la lluvia

test_1
Este test es utilizado por muchos psicólogos para observar la tolerancia a la presión y a la frustración, así como sus mecanismos de defensa y el nivel de ansiedad ante una situación conflictiva o de estrés.

La posición en la página

1. Si el dibujo se orienta en el lado derecho del papel es un indicador de deseo de crecer profesionalmente y que mantiene la confianza en el futuro.
2. Hacia la izquierda denota pesimismo, así como un hecho del pasado que obstaculiza su desarrollo.
3. En el centro revela a alguien competitivo.

Paraguas

1. Ausencia de paraguas: simboliza la escasez de recursos para afrontar la adversidad.
2. Un paraguas grande que cubre a la persona: necesidad de protección y aislamiento.
3. Mango del paraguas remarcado: necesidad de aferrarse a algo, aun sin conocer si le resultará de utilidad.

Figura humana

1. De frente: capacidad para enfrentarse al mundo
2. Orientación indefinida: tendencias obsesivas y paranoides
3. De perfil: deseo de evasión.
4. De espaldas: necesidad de pasar inadvertido, ocultamiento o problemas de identidad sexual.
5. Inconclusa: desgana, indecisión, depresión.
6. Inclinada: inestabilidad.
7. Sentada: rasgos depresivos.
8. Zonas borradas: incertidumbre y conflicto.

Test del árbol

test_2
Este test suele utilizarse en casos de violencia doméstica y/o abusos infantiles.

Tamaño del dibujo

1. Pequeño: aislamiento, vulnerabilidad emocional.
2. Página completa: extraversión, alegría.
3. Más de la hoja: agresividad, baja aceptación de las normas y excentricidad.

Tamaño del árbol

1. Pequeño: precaución, modestia.
2. Alto: inquietud por crecer, ambición e idealismo.
3. Ancho proporcionado: equilibro, templanza.

Raíces

1. Muchas: apego materno y familiar. Personalidad afectivamente sana.
2. Tamaño desproporcionado: búsquedas de estabilidad emocional.
3. Ausencia: inseguridad emocional.

Suelo

1. Firme y de buen trazo: ideas claras, voluntad por crecer.
2. Ondulado: sensibilidad y tendencia a evitar conflictos.
3. Zigzag: entusiasmo y cierta agresividad.
4. Ausencia: fragilidad, desesperanza.

Tronco

1. Recto: rigidez, disciplina.
2. Líneas onduladas: flexibilidad, sociabilidad.
3. Líneas retorcidas: culpabilidad, sufrimiento emocional.
4. Muy delgado: inestabilidad, poca iniciativa y debilidad.
5. Grueso: firmeza, autoridad y energía.
6. Grosor excesivo: exaltación del yo, terquedad y autoritarismo.

Ramas

1. Hacia arriba: optimismo, extraversión.
2. Acabadas en punta: impulsividad, agresividad, necesidad de defensa.
3. Hacia abajo: pesimismo, decaimiento, desasosiego.
4. Con refinamiento: sensibilidad, con tendencia a la tristeza.
5. Ramas ascendentes y descendentes: falta de criterio, inestabilidad, sumisión, presencia simultánea de euforia y desaliento.

Copa

1. Pequeña: introversión, timidez.
2. Grande: imaginación, idealismo y extraversión.
3. Excesivamente grande: exhibicionismo, vanidad.
4. Proporcionada: equilibrio, realismo, reflexión.

Si la persona además dibuja hojas cayendo, esto es sinónimo de timidez, melancolía y susceptibilidad. Del mismo modo, la presencia de frutos denota generosidad, capacidad de trabajo y sociabilidad, pero si estos están en el suelo significa decepción, inquietud y agitación emocional.

Test de la casa

test_3
Este es un tipo de test de carácter global para determinar la personalidad del sujeto.

Tamaño de la casa

1. Casa grande: extraversión y afectuosidad.
2. Pequeña: introversión, autoprotección dificultad en socializar y sentimiento de inferioridad.

Forma de la casa

1. Alargada: necesidad de crecimiento.
2. Baja: opresión, angustia, preocupación.
3. Dos niveles: buen nivel cognitivo.

Puerta

1. Ausencia: despiste, bloqueo o necesidad de aislamiento con respecto al mundo exterior.
2. Cerrada: delata introversión y miedos (excepto en niños).
3. Cerraduras: culpabilidad, temor a ser juzgado.
4. Grande: necesidad de dependencia, generosidad.
5. Una puerta en cada lateral: confrontación entre 2 miembros del núcleo familiar.
6. A un lado: persona selectiva y con sentido crítico.

Ventanas

1. Ausencia: exceso de presión en entorno familiar, carencias afectivas, sobreprotección.
2. Barrotes o cruces: desagrado.
3. Muy decoradas: sentido estético, detallista y sensibilidad.
4. Mal alineadas: impulsividad.

Tejado

1. Sobresale de la casa: idealismo y poco contacto con la realidad.
2. Casi inexistente: falta de creatividad, escaso nivel cognitivo o trastornos de aprendizaje.
3. Con tejas, muy elaborado: racionalidad, gusto por los ideales y pensamiento.
4. Plano: conflictos en el núcleo familiar.

Chimenea

1. Humo abundante y denso: problemas familiares o personales y deseo de expulsar las cosas malas.

Verja

1. Casa vallada: introversión, desconfianza.
2. Formas puntiagudas: necesidad de defenderse.

Jardín

1. Si hay jardín detona personalidad extrovertida, sensible y abierta a los demás.

Test de la familia

Una prueba muy común que se aplica en niños y adolescentes a partir de 5 años.

Trazo

1. Fuerte y líneas con movimiento amplio: pasión, violencia.
2. Débil y trazos cortos: timidez, frustración.

Disposición del espacio

1. Parte inferior del papel: depresión y apatía.
2. Superior: soñador e imaginativo.
3. Espacios en blanco: inhibiciones.

Tamaño

1. Grande: confianza en uno mismo.
2. Excesivamente grande: exceso de vanidad o menosprecio hacia los demás.
3. Pequeño (sobre todo en un pequeño espacio del folio o en una esquina): indefensión, timidez, desazón, desconfianza. En casos extremos: depresión, ansiedad u otros trastornos emocionales.

Líneas

1. Curvas y variadas: espontaneidad, vitalidad y lazos de apego.
2. Rectas: racionalidad, inhibición de la espontaneidad.

Estructura del grupo

1. En orden: el tamaño y los detalles expresan la importancia que tiene cada miembro en la estructura familiar.
2. Distancia entre los miembros: expresan el grado de afectividad entre ellos.
3. Alejado del grupo: deseo de ser apartado por diversos motivos (temor, celos, etc.).
4. No presencia de algún miembro: hostilidad hacia el mismo.

Orden de los personajes

Generalmente se suele empezar por el que se despierta una mayor admiración. Si la persona se dibuja a él/ella misma en primer lugar, denota egocentrismo.

Vía: lifter, traducción y adaptación por La Voz del Muro.
Imágenes: lifter, psicodiagnosis
Fuentes: psicodiagnosis

Publicado en Miscelánea