*Este truco puede resultar abrasivo para el esmalte si se realiza de forma continuada, por favor, hacer con precaución y nunca de forma reiterada. 

Popularmente se dice que “la sonrisa es el espejo del alma”, y uno de las expresiones que más nos llaman la atención de la gente. Unos dientes blancos son sinónimo de higiene bucal y de un cuidado diario, pero a veces inevitablemente tienden a amarillear por causas externas como el consumo de tabaco, café, bebidas azucaradas o vino tinto.

Además, los tratamientos blanqueadores en las clínicas pueden alcanzar precios astronómicos que no todos los bolsillos pueden permitirse. Por eso queríamos mostrarte este fantástico truco para blanquearlos. Eficaz, económico y rápido, ya que en tan solo dos minutos notarás los resultados.

¿Lo mejor de todo? que probablemente puedas probarlo de inmediato porque solo necesitas dos ingredientes: bicarbonato de sodio y el jugo de un limón, dos ingredientes que como ya hemos visto, pueden resultar tremendamente útiles. Presta atención a las instrucciones y prepárate a lucir una sonrisa radiante.

Original: Rclbeauty101

Publicado en Moda y belleza