Tener nuestro propio huerto es una cosa que creo que nos hace ilusión a muchos. Cuidar nuestras hortalizas es una actividad francamente relajante y con deliciosos beneficios.

Y es que no hay mayor recompensa para un hortelano que degustar los frutos de su trabajo. Por desgracia, no todos tenemos el suficiente espacio en nuestros hogares para tener el huerto que nos gustaría.

Hoy os traemos una idea genial para solucionar este problema. Se trata de las instrucciones para poder hacer nuestro propio jardín colgante. En las imágenes lo utilizan para unas plantas tomateras, pero sirve para casi cualquier otra planta.

Busca unos cubos de plástico con asa en cualquier ferretería. Si tienen agujero en la parte de abajo mejor, si no, tendrás que hacerle uno de unos 5 cm de diámetro

Al rededor del círculo central haremos otros 8 agujeros con un taladro

En una tela transpirable, recortamos tantos círculos como cubos vayamos a utilizar. Estos círculos serán del mismo tamaño que los recipientes y evitarán que la tierra caiga al suelo

Dobla cada círculo y hazle dos cortes de unos 3 cm. Cada corte debe ser transversal al otro, como si fuera una cruz

Colocaremos la planta con cuidado atravesando la tela para que quede de esta forma. Ahora podemos llenar el cubo de tierra y compost

Solo queda colgar el cubo en cualquier parte y regar la planta asiduamente

Este invento es perfecto para poder sembrar diferentes hortalizas. Tú decides cuáles prefieres cultivar

Siguiendo estos sencillos pasos puedes hacerte un pequeño huerto aéreo para el que necesitarás muy poco espacio.

Fuente: Imgur a través de Mira Que Vídeo, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Verde