Repostar gasolina en nuestro vehículo se puede volver una locura si te has levantado con la pierna izquierda. Unos coches lo tienen a un lado, otros en el opuesto, en unos se indica su posición desde dentro del coche, en otros no, etc. Finalmente, lo que debería ser una tarea completamente sencilla cuya realización está presente en el día a día de muchas personas, puede convertirse en un auténtico infierno.

Lo peor de todo no es sólo cuando llega el momento en el que te das cuenta del ridículo que has estado haciendo, sino cuando encuentras por internet que te ha grabado una cámara de seguridad y en menos de un día llevas 1.000.000 de reproducciones. ¡Buen trabajo!

Publicado en Miscelánea