Si sois de los que os gusta experimentar grandes emociones deberíais hospedados en el Skylodge, 3 cápsulas acristaladas situadas en la pared de un barranco en los Andes Peruanos, a unos 122 metros del suelo.

Situadas cerca de la ciudad de Cuzco, estas cápsulas de 24 x 8 metros están fabricadas con policarbonato y aluminio. Podéis alquilarlas poniéndoos en contacto con la agencia de viajes peruana Natura Vive, y tener el privilegio de obtener unas vistas únicas del Valle Sagrado, una región conocida por su maravilloso paisaje, aldeas encantadoras y carreteras infernales.

El precio ronda los 300 dólares, además de tener que subir los 122 metros de altura por una escalera de acero por mitad del barranco para llegar hasta ellas. Si esta opción no te convence siempre tenéis la opción de subir escalando o usando una tirolina.

¿Alguna vez has pensado qué se sentiría al dormir en un nido de cóndor en Los Andes?. Estas cápsulas de lujo pueden ser la opción que estás buscando

hotel_capsula_1

Sus cristales, completamente transparentes, permiten disfrutar de unas vistas únicas del Valle Sagrado

hotel_capsula_2

Fabricadas con aluminio aeroespacial y policarbonato resistente a las condiciones meteorológicas externas, cada cápsula posee cuatro camas, un comedor y un baño privado

hotel_capsula_3

Constan de 6 ventanas y cuatro conductos de ventilación que aseguran un ambiente completamente confortable

hotel_capsula_8

Podéis llegar hasta las cápsulas subiendo los 122 metros de altura a través de una escalera de acero o escalando

hotel_capsula_6

Y si vuestro segundo nombre es “peligro”, podéis llegar gracias a una tirolina

hotel_capsula_4

La seguridad está asegurada por tener un portal de salida situado en la parte superior de cada cápsula

hotel_capsula_5

El descanso es muy importante después de una intensa subida, por lo que se incluyen camas finas pero muy confortables, sábanas de algodón, almohadas de plumas y edredones, a fin de garantizar una noche cálida y agradable a más de 120 metros de altura

hotel_capsula_7

La cúpula, de 1,8 metros de diámetro, permite unas vistas privilegiadas de la zona. Del mismo modo, la cúpula posee cortinas para garantizar la privacidad y evitar las miradas curiosas de los cóndores

hotel_capsula_9

Un auténtico nido de cóndores para vivir una experiencia única

hotel_capsula_10

Si necesitas más información, puedes visitar la págnina de la agencia de viajes que se encarga de gestionar las estancias, Natura Vive

hotel_capsula_11

Aquí tenéis un vídeo para que os hagáis una idea de lo que podríais encontraros

Fuente: Natura Vive vía: Boredpanda

Publicado en Cultura y ocio