Tan fuerte lloraron, y tan desesperados fueron sus gritos, que alguien lleno de preocupación alertó a la policía. Minutos después, cuatro agentes descubrieron que el motivo de alarma no era otro que la asfixiante soledad de una pareja de ancianos. 

Sin dudarlo un segundo, los jóvenes policías se apresuraron a dar alivio a estas pobres almas preparando una improvisada cena en familia. Así lo cuentan en el blog de la policía local de Roma donde sucedieron los hechos.

soledad ancianos 2

Historia de humanidad urbana

“Hace un verano sofocante en Roma y Jole está en casa. Como todas las tardes, quizá desde hace demasiado tiempo. El telediario informa sobre atentados y niños maltratados en una guardería… Mientras el anciano se pregunta por qué tanta maldad… Aún así la televisión le hace compañía. Una tarde solitaria más con Michele”

Michele, de 94 años, y Jole, de 89, llevan casados más de 70. Nadie va nunca a visitarles y a veces la soledad se derrite en llanto. Ellos no son víctimas de una estafa, o de un ladrón que ha entrado en el domicilio. No hay peligro del que salvarles, pero sí una tarea aún más ardua: hay dos almas solitarias que necesitan consuelo.

El apartamento habla de una larga vida en común, pero también de una soledad extrema. En la cocina, un racimo con tres míseras uvas nos alerta de que el ayuno dura demasiado tiempo. 

Los policias están profundamente conmovidos y entienden que esta vez su intervención es diferente. No habrá que rellenar formularios, no será necesario aplicar el código. Se necesita humanidad. 

Mientras esperan a que llegue la ambulancia para examinar a los ancianos, los agentes se lanzan a tranquilizar a Jole y Michele. Piden permiso para improvisar una cena. Un plato de pasta con mantequilla y queso. Nada especial, pero con un ingrediente valioso: algo de cariño. Esta noche se cena en familia. 

Andrea, Alessandro, Ernesto y Mirko entretienen a sus dos nuevos amigos y preparan esta particular cena familiar. Esto también es “estar siempre” -lema de la policía de roma- y ayudar a quien lo necesita”. 

soledad ancianos 1

Una enternecedora historia que pone de manifiesto la soledad, la falta de recursos y asistencia de las personas de la tercera edad.  Esperemos que su historia atraiga la atención de familiares y gobernantes, para que juntos consigamos mejorar la calidad de vida de nuestros mayores. 

Fuente: Facebook – Questura di Roma

Publicado en Familia