Es muy posible que dentro de algunos años, en lugar de tener un extintor en casa para apagar un incendio, solo tengamos que poner música y aumentar los sonidos graves al máximo. Hasta el momento, la posibilidad de extinguir un fuego con sonido ha sido probada por DARPA y varias universidades, pero todos estos sistemas no podían ser calificados como portátiles.

Sin embargo, dos estudiantes de la Universidad George Mason, Viet Tran y Seth Robertson, acaban de diseñar el primer dispositivo portátil que permite sofocar un incendio mediante el uso de sonido.

Valiéndose de un generador de audio, un amplificador y un colimador, con el que conseguir enfocar el sonido al lugar adecuado, han logrado desplazar el oxígeno de la zona de la llama para provocar que el fuego se apague. Eso sí, no sirven temazos de Nirvana o Pet Shop Boys, pues deben ser sonidos de frecuencias bajas y continuas.

El prototipo, que ha sido un éxito rotundo, ha sido probado con un fuego controlado. Esto permitirá que, de aquí a unos años, se desarrollen sistemas mejorados que podrán extinguir incendios, ya no solo a nivel doméstico, sino también de gran envergadura, con lo que se podrá ahorrar cantidades ingentes de agua. A continuación podéis ver este fabuloso invento en acción…

Original: George Mason University

Publicado en Tecnología y videojuegos