Una persecución vertiginosa, y sin sentido aparente, nos lleva en descenso libre hasta un infierno donde sus protagonistas sufren, y hacen sufrir al espectador durante solamente ochenta intensos minutos. Una descarnada película de terror que en ningún momento se anda con tonterías mostrándose despiadada y sumamente cruel con los personajes y que nos introduce en un mundo que con el paso de los minutos se vuelve cada vez más perturbador. Terror directo, con actuaciones decentes y una lograda atmósfera acongojante que además goza de una intrahistoria en la que nos gustaría indagar un poco más.

Mi puntuación: 6/10

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
http://cinedepatio.blogspot.com.es/2016/11/downhill.html