Internet es el lugar ideal para dar rienda suelta a lo absurdo. Cada día nos encontramos con alguna moda más extraña que la anterior, un vídeo sin sentido puede hacerse viral o algún personaje se convierte en un ídolo de masas.

El hecho de que la red de redes sea tan condenadamente universal la hace el caldo de cultivo ideal para el humor absurdo y surrealista. Cualquier cosa es susceptible de caer bajo las redes del humor absurdo.

La prueba la tenemos en las siguientes fotografías. A alguien le pareció que sería tremendamente gracioso sustituir los smartphones que aparecen en las imágenes por barras de mantequilla. No tiene sentido, pero eso es, precisamente, lo que las hace tan graciosas.

“Esto no es mantequilla, ¡esto es margarina!”

“250 gr. para mi sola, verás como me voy a poner…”

“Por fin, mi propia barra de mantequilla”

“¿¡Quién es mi chiquitina y cremosa!?”

“Anda, si lleva un dibujito de una vaca en el envoltorio”

“¿Mantequilla o café? No sé cuál es mejor”

“Me pasaría horas mirándote”

“¡A que te como!”

“La felicidad tiene un sabor”

“Está tan blandita…”

“Si le regalo esto, seguro que se casa conmigo”

“Verás cuando llegue a casa y la unte en pan”

Fuente: imgur, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Cultura y ocio