nina_autista_1

El pasado martes, un piloto de United Airlines expulsó a una niña autista de 15 años y a sus padres del vuelo proveniente de Houston con destino Portland, porque “no se sentía cómodo” volando con ellos a bordo. La familia, que venía de pasar unos días de vacaciones en Disney World, tomará medidas legales contra la compañía.

Casualmente la madre de la niña es la doctora Donna Beegle, una ferviente defensora de los programas de lucha contra la pobreza y consultora de agencias gubernamentales y estatales bastante reconocida que, ha utilizado su página personal de Facebook para contar el suceso y calificarlo como “un caso puro de ignorancia”.

Beegle planea tomar medidas legales contra la compañía aérea

nina_autismo_2

Por lo visto, su hija Juliette se había negado a tomar bocado antes de subir al avión así que, durante el vuelo, la niña sitió hambre. Beegle le explicó al auxiliar de vuelo que si podían traerle alguna comida caliente, pues su hija se niega a ingerir alimentos que estén a temperatura ambiente. Solo había un sandwich caliente disponible en la carta y este llegó completamente frío, por lo que Juliette se negó a comer. Entonces Beegle preguntó si podía comprar alguna de las comidas disponibles para los pasajeros de primera clase, pero el asistente dijo que no. En su Facebook, la madre nos cuenta lo siguiente:

“Cuando el auxiliar pasó de nuevo le dije: tengo una niña con necesidades especiales, tengo que darle algo. Él me contesto que no podía hacer nada al respecto. Entonces fue cuando le dije: ¿qué tal si esperamos a que la niña tenga una crisis, en la que va a estar llorando y tratando de arañar, a causa de la frustración?. Sinceramente no me gustaría llegar a ese punto”.

Finalmente, el auxiliar de vuelo le llevó a la niña un plato de arroz jambalaya caliente con el consiguió calmarse. Un rato más tarde, cuando Juliette estaba viendo una película tranquilamente, el piloto comunicó por la megafonía del avión que haría un aterrizaje de emergencia, desviando el vuelo con destino Portland a Salt Lake City, a causa de la mala conducta de uno de los pasajeros.

A pesar de estar completamente calmada, la niña y su familia fueron expulsados del vuelo

nina_autismo_3

Cuando aterrizaron, la policía se dirigió a la familia y comprobó que todo se encontraba en orden. Fue entonces cuando el piloto pidió a los agentes que escoltasen a la familia fuera del avión, pues no se sentía cómodo volando con ellos a bordo.

Aquí podéis ver esta lamentable escena grabada con un teléfono móvil de uno de los pasajeros

Cuando la noticia saltó a los medios internacionales, la compañía aérea envió un comunicando alegando que el equipo del avión tomó la mejor decisión para la seguridad y comodidad de todos sus clientes y que se optó por desviar el vuelo a Salt Lake City después de que la situación se volviese disruptiva.

Por otro lado, la familia ha decidido demandar a United Airlines, no por dinero, “sino más bien para pedir que el personal de las aerolíneas reciba la capacitación necesaria”.

Fuente: buzzfeed

Publicado en Miscelánea