Si tendría que explicar toda la historia del ajo y enumerar todas sus propiedades me llevaría varios días y días hacerlo, por tanto hablaré de sus propiedades más importantes. 

El ajo además de ser el compañero culinario más conocido en nuestra cocina es también un gran aliado de la salud. Proveniente de Asia y conocido desde hace más de 4000 años siempre se le han otorgado propiedades antibióticas, desde los antiguos egipcios que lo usaban para dárselo a los esclavos que construían la pirámide de Keops y darles fuerza y resistencia, hasta su utilización en las dos guerras mundiales como antiséptico y luchar contra la gangrena en las heridas.

Propiedades y usos

Ya a quedado claro que la propiedad más importante del ajo es la de antibiótico natural, considerado como el mejor y todo gracias a su compuesto secundario llamado alicina y también es antibacteriano, algunas de las bacterias más importantes que puede combatir es la Escherichia Coli que se aloja en el estómago y puede causar fuertes diarreas y vómitos y la bacteria Salmonella que vive en la cáscara de los huevos, la famosa salsa Ali-oli realizada con mahonesa de huevo y ajo crudo pierde todo el peligro de ser infectada con Salmonella. Para las personas que sufren de hipertensión también es de gran utilidad, consumiéndolo frecuentemente notarán que sus altos niveles vuelven a la normalidad al igual que los niveles altos de colesterol mejorarán. 

Para que el ajo mantenga todas sus propiedades lo ideal es tomarlo crudo pero surge el gran problema de que es de sabor y olor muy fuerte, para ello la solución es masticar después de ingerirlo unas ramitas de perejil o un grano de café o partirlo en pequeños trozos y tomarlo con agua sin masticar como si de una capsula se tratase aunque de esta manera no se aprovechan bien las propiedades ya que es al masticarlo cuándo la alicina cumple mejor su fución, con tomar medio o un diente de ajo entero al día ya estaremos previniendo futuros problemas de salud. También se puede utiliza en tintura y en cápsulas aunque pierde más propiedades, aún así sigue siendo aconsejable.

Contraindicaciones: Algunas personas pueden tener náuseas y vómitos si no toleran bien alguno de los compuestos del ajo, para estas personas es aconsejable tomarlo en cápsulas y con abundante agua.

Publicado en Salud