Deseamos que nuestros hijo nazca sanos y fuertes pero a veces el viaje puede depararnos sorpresas inesperadas. Las enfermedades raras son parte de la vida, un camino imprevisto que, como dijo en su corto Emilio Aragon, no es mejor ni peor, solo diferente. Lo importante son y siempre serán ellos. Su bienestar.

Es cierto que al principio es difícil de aceptar, pero si algo caracteriza a la especie humana es su habilidad para saber ver el lado positivo de las cosas. Por eso y para devolver la sonrisa a los padres y madres de niños afectados por el síndrome de cabeza plana, la artista Paula Strawn, ha decorado sus cascos ortopédicos con impresionantes pinturas.

cascos bebe arte 1

cascos bebe arte 2

La plagiocefalia posicional o síndrome de la cabeza plana ocurre cuando un bebé desarrolla una malformación craneal debido a la debilidad del hueso de su craneo.

Aunque no es una enfermedad grave, el simple hecho apoyar la cabeza para dormir podría deformar su craneo de forma perceptible, dañando el tejido y las funciones cerebrales. No hablemos ya del riesgo potencial de sufrir un golpe.

cascos bebe arte 3

cascos bebe arte 4

Para protegerlos hasta que sus huesos craneales crezcan y se formen completamente, los bebés afectados utilizan cascos protectores de forma continuada.

cascos bebe arte 5

Con su excelente trabajo, Paula, no solo transforma un objeto ortopédico en un accesorio desenfadado, sino que cambia las miradas de asombro y preocupación por sonrisas.

cascos bebe arte 6

cascos bebe arte 7

“Realmente creo que un diseño divertido y amigable sobre estos útiles pero poco atractivos cascos, puede cambiar la actitud de cualquier persona que entre en contacto con los bebés que los llevan puestos.”  Algo que sin duda también repercute en los estímulos que recibe el niño.

cascos bebe arte 8

cascos bebe arte 9

Todo comenzó cuando una amiga con un bebé afectado de plagiocefalgia le comentó que todos miraban a su bebé con cara de tristeza cuando lo encontraban. Quería cambiar esa actitud que tanto estaba afectando a su familia. Al fin y al cabo, un bebé es un motivo de alegría y el casco se la estaba robando. 

Con este poderoso motivo, Paula se esforzó por diseñar un casco que convirtiera esa preocupación en sonrisas y ¡vaya si lo consiguió! El pediatra del niño quedó tan sorprendido por el casco y el efecto positivo que despierta que le solicitó que dejara su contacto y ofreciera sus servicios a otros padres que pasaban por la misma situación.

cascos bebe1 cascos bebe2

Es cierto que el trabajo de Paula cambia la percepción que tenemos de estos niños y es imposible no sonreír con dulzura al contemplarlos, ¿verdad?

cascos bebe arte 10

Hoy Paula calcula haber pintado más de 1.200 cascos para bebés en los últimos 10 años. Imagina todo el bien que su arte ha hecho.

Si te ha gustado, puedes seguir su impresionante trabajo en su página web y en su perfil de Facebook.

Fuente: Paula Strawn  Vía: Labioguia.com

Publicado en Familia