Reconozcámoslo: todos hemos ido con sueño a clase, pero muy pocos nos hemos dormido, bien por miedo al profesor o, quizás, a los graciosos de nuestros propios compañeros y amigos.

Aquellos días de sueño en el colegio, el instituto o la universidad eran especialmente duros pero, ¿qué podíamos hacer? Simplemente resignarnos, bostezar, tomar litros de café y continuar adelante con nuestro día rezando por no dormirnos.

Sin embargo, de tanto en cuanto alguien no resiste el abrazo de morfeo y termina sucumbiendo al sueño, como le ha ocurrido a este alumno ruso en su curso formación para bombero de emergencias.

broma

Tal vez sea por el tipo de empleo y la gran capacidad de reacción de estos profesionales, pero su profesor ha decidido tomarse la siesta de su alumno con simpatía y, en vez de suspenderlo, simplemente le ha gastado una broma para poner a prueba sus reflejos.

¡Y menuda broma! Estamos seguros que con semejante susto, nunca más volverá a dormir durante las clases. Ni él, ni sus compañeros, pues todos saben lo que les espera.

Original: Fire Drill Prank On Sleeping Russian Firefighter

Publicado en Salud