Se llama Broc Brown, es natural de Michigan, EE.UU, y acaba de ganar el título al adolescente más alto del mundo con una altura de 2 metros y 33 centímetros.

No ha cumplido aún los 18 años pero, a este ritmo de crecimiento, Broc vencerá al actual hombre más alto del mundo -Sulta Kosen, de 2’49 metros de altura- cuando cumpla 19 años. Y es que este joven adolescente padece un extraño desorden genético por el que nunca dejará de crecer.

Sin embargo, ser el adolescente más alto del mundo no tiene mucho de divertido. Debido a su condición, el adolescente sufre muchas molestias y, a largo plazo, puede desarrollar complicaciones de extrema gravedad. Conozcamos más sobre su vida.

Aquí podemos ver la colosal altura de Broc Brown, junto a su madre, su abuela y su tía

Aquí puedes verle junto a su madre, Darci, la mujer de su vida,

quien, desde que era pequeño, a hecho frente a la adversidad y los problemas médicos del joven

Al poco de nacer, la familia comprobó que el crecimiento de Broc era muy rápido

Algo que se hizo muy evidente al año de edad

Tras muchas pruebas, los médicos le diagnosticaron gigantismo -Síndrome de Sotos- cuando tenía cinco años. Lo más duro es que también establecieron que Broc no lograría sobrevivir a la pubertad

Otros problemas, como déficit de atención, hiperactividad y ataques de furia incontrolada, le fueron diagnosticados. A pesar de todos ellos, Broc logró crecer feliz y sobrevivir

Hoy los médicos creen que su vida no corre peligro, al menos por el momento, pues cada vez que crece la tensión sobre su corazón aumenta y su médula espinal se estrecha

Por este motivo, el adolescente sufre grandes dolores de espalda y articulaciones que, sin embargo, no pueden tratarse correctamente

Broc nació con un solo riñón y esto hace que no pueda tomar analgésicos. A pesar de todo, y como verás en todas las fotografías, Broc no pierde la sonrisa

Vive con la esperanza de que los médicos puedan ayudarle

Ahora que se ha hecho famoso por ganar el Récord Guinness ha recibido el apoyo de mucha gente, quienes le han enviado ayudas para poder costearse un buen tratamiento médico y sufragar los gastos que supone su rara condición

Y es que Broc debe hacerse toda la ropa a medida, zapatos y calcetines incluidos

Necesita una cama nueva y una silla reforzada que soporte su peso. “Gastamos unos 10.000 dólares al año en procurarle todo lo que necesita”, declara su madre. “Como no deja de crecer, el gasto no se reduce nunca”

Nos alegramos de que la fama esté contribuyendo a aumentar la calidad de vida de este adolescente

Ahora Broc vive ilusionando ante la expectativa de obtener su primer empleo y dar los primeros pasos hacia la independencia. ¡Le deseamos mucha suerte en su aventura!

Fuente: Dailymail.co.uk

Publicado en Insólito