¿Cuántas veces has oído escuchar a alguien decirle a un mendigo “que se busque un trabajo”? La situación de mendicidad suele ir asociada a varios problemas, pero en todos ellos hay que empezar de cero y en el mundo que vivimos es imposible. Ponte en su lugar, ¿podrías hacer una entrevista de trabajo si no tienes un teléfono al que te puedan llamar después?¿una dirección de correo electrónico?

La mayoría de los mendigos se encuentran atrapados en una rutina de supervivencia y subsistencia, de la que es imposible salir sin la ayuda de los demás. La próxima vez que vayas a darle una limosna a un mendigo plantéate si podrías hacer algo para cambiar su vida, como hizo este chico.

Original: Kim Clark pertenece a una serie de videos titulados AskingBigQuestions.com creados para la tevisión pública WNIT

Publicado en Miscelánea