El siguiente vídeo ha sido grabado por 2 amigos en el hotel Marriot Marquis en Atlanta y se ha convertido en viral a toda velocidad.

El motivo no es otro que por la supuesta ideología “racista” del dispensador de jabón del hotel. Si, como lo estas leyendo, en este hotel tienen un grifo racista.

El dispensador dispone de una célula fotoeléctrica que detecta cuando hay algún objeto (en esta caso una mano) en su campo de acción dando la señal correcta para descargar el jabón en caso de que así sea.

Bien, pues no sabemos si es que esta célula está mal regulada y no detecta bien las pieles más oscuras o que de verdad “tiene ideologías racistas” pero el caso es que cuando el chico blanco acerca la mano recibe su dosis de jabón y cuando lo hace el chico negro no.

Por supuesto esto dispara los momentos más hilarantes y risas disparatadas por parte de los 2 protagonistas del vídeo.

No es un truco, no sabemos bien por qué el dispensador no funciona pero dadle play al vídeo y veréis que no hay trampa ni cartón, los 2 ponen la mano de la misma forma y en el mismo lugar. Una anécdota graciosa de contar, pero mucho más graciosa de ver.

Fuente: Teej Meister

Publicado en Miscelánea