La Espermidina es un compuesto de poliamina que se encuentra en los ribosomas y tejidos vivos, y que tiene persas funciones metabólicas dentro de los organismos. Originalmente fue aislado del semen.

La espermidina, según estudios, podría alargarnos la vida en un 10%. Así lo ha publicado recientemente la revista Nature Medicine. La sustancia probada hasta ahora en ratones, protege el corazón y alarga la vida de los roedores.

En los experimentos realizados, se añadió espermidina al agua de ratas y ratones y su funcionamiento cardiovascular mejoró, pues mostraban menos insuficiencia cardíaca y sus expectativas de vida aumentaban en un 10%, incluso aquellos de edad más avanzada.

Los beneficios de la espermidina también se han comprobado en animales de edad avanzada, así pues, este descubrimiento podría ofrecer una gran esperanza para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares en personas mayores.

La espermidina puede ayudar a reducir el engrosamiento de los músculos del corazón asociado con la presión arterial alta, además evita anomalías en el ritmo del bombeo del corazón asociado con la insuficiencia cardíaca.

Esta sustancia también beneficia al corazón porque favorece la ‘autofagia’, que es el mecanismo de limpieza de las células y frena el envejecimiento del organismo. Un estudio anterior ya había afirmado que esta sustancia también protege al cerebro.

Los responsables de la investigación son Frank Madeo y Didac Carmona-Gutierrez, biólogo y bioquímico de la Universidad de Graz en Austria. Según Madeo: ‘las dosis utilizadas en los experimentos han sido moderadas, y se consiguen con un cambio de dieta’.

Y es que la espermidina no sólo está en el semen, también la obtenemos a través de alimentos como el brócoli, la coliflor, la soja, las setas, guisantes, garbanzos y cereales integrales. Pero sobre todo, la espermidina abunda en quesos curados.

Aunque nuestras células y nuestro organismo también sintetizan esta sustancia, según Madeo, ‘también podrían ser efectivos suplementos de espermidina'[…] ‘varias compañías están desarrollando suplementos dietéticos con espermidina’.

Por su parte, Carmona-Gutiérrez, manifiesta que ‘la espermidina es una sustancia que tiene muchas funciones esenciales como la estabilización del ADN y la multiplicación de las células”.

Los hallazgos de los investigadores también se han basado en el análisis de la dieta de unas 800 personas de Brunico (Italia) y la conclusión fue que aquellos que consumen más alimentos con espermidina sufren menos enfermedades cardiacas.

Los resultados obtenidos en esta investigación han motivado la realización de por lo menos,dos estudios para experimentar el uso de la espermidina en seres humanos y poderlo aplicar en cuanto sea posible.

Uno de los estudios se realiza en colaboración con el hospital La Charité de Berlín y su objetivo es evaluar si la espermidina utilizada en personas mayores podría evitar el declive cognitivo. 

El otro estudio, en el que participará el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) de Madrid, estudia los beneficios de la espermidina en el corazón.

Publicado en Salud